Enlaces patrocinados:

Porque en invierno es común comer chocolates golosinas y frutos secos

Los chocolates, las golosinas y los frutos secos son alimentos y botanas a las que nadie puede resistirse a su sabor y al placer de comerlos. Si bien los encontramos todo el año, es en esta temporada cuando más se antojan.

¿Por qué es común comer chocolates golosinas y frutos secos en invierno?


Siempre comemos chocolate y golosinas en invierno
• Porque nos proveen de energía, por lo que resulta ideal para contrarrestar el frío.
• Porque en esta temporada se localiza la navidad y con mayor razón podemos encontrar una gran variedad de chocolates, golosinas y frutos secos, que hace que se nos antojen, los compramos y los consumimos más.
• Porque ya estamos mentalizados que para esta temporada debemos estar alegres y los dulces y chocolates contribuyen a liberar serotonina que estimula nuestro ánimo y buen humor.
• También se consumen más chocolates y golosinas por los intercambios de regalos, las posadas, los convivios… en el caso de los frutos secos se suelen estar más presentes en la gastronomía de esta temporada y por lo tanto, ya es como tradición tenerlos presentes.

Estos tres grupos de alimentos suelen ser altos en calorías, por lo que aconsejamos que su ingesta sea discreta, sin embargo:
• El chocolate es antioxidante, mejora el ánimo, es bueno para la memoria, etc.
• Las golosinas se deben consumir con moderación y algunas con mucha moderación. Sin embargo, hacen pasar momentos muy agradables a nuestro paladar y cerebro, poniéndonos de buen humor.
• Y los frutos secos ricos en vitaminas, minerales y tienen un efecto antioxidante, aportan energía y grasa de buena calidad, cuidan el cerebro y la piel, proveen fibra, combaten el estrés, el colesterol malo, la anemia...etc.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Escribe tus comentarios:

Porque en invierno es común comer chocolates golosinas y frutos secos

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *