Beneficios de comer poca carne y de reducir el consumo de carne

Mucho se habla acerca de las consecuencias de comer mucha carne y de que hay que bajar su consumo, pero entonces ¿cuál sería la porción correcta de carne al día? y cuáles son los beneficios de comer poca carne. Debemos tomar en cuenta que cuando hablamos de carne, no nos podemos referir a un solo tipo, sino más bien una gran variedad que incluye: carne vacuna, de cerdo, de pollo, pescado, de pavo, de conejo… entre otras.

Se nos dice que una dieta saludable debe contener de todos los alimentos, y estos se enmarcan en tres grupos, de los cuales debemos consumir en nuestra dieta diaria:
Bajar el consumo de carne

  • Una tercera parte de frutas y verduras.
  • Otra tercera parte de cereales.
  • Y una última tercera parte leguminosas y alimentos de origen animal.


En este último grupo se especifica que esa “tercera parte” se debe dividir en 2, entre las leguminosas (frijol, habas, lentejas, soya, cacahuate…) y los alimentos de origen animal (carnes, leche, yogurt, huevo…).

Enlaces patrocinados:

Beneficios de comer poca carne


En su justa medida y como una forma de dieta equilibrada, si es bueno incluir carne. Si nuestra dieta incluye suficientes frutas y verduras, además de cereales (tortilla, pan, arroz, avena…), alguna leguminosa y un vaso de leche, un huevo y un tipo de carne, no tiene por qué hacernos mal. Al contrario será una dieta muy benéfica para la salud.

Pero la carne debe ser de un peso de 150 gramos, no más al día. Además, no debe ser, por ejemplo puro bistec diario, debe ser de todos los tipos, es decir, un día carne vacuna, otro día carne de pollo, al otro pescado, uno más carne de cerdo, otro día carne de conejo o de avestruz, o simplemente vuelva a repetir de las carnes anteriores.

Porque hay que disminuir el consumo de carnes


Por el daño que provoca, especialmente en el consumo de carne roja, porque ese tipo es la más comercial para hacer diferentes platillos. El consumo excesivo de carnes puede ser perjudicial para el ser humano, pues contienen grasa saturada y purinas.

De hecho, la carne hace daño cuando uno con sus malos hábitos, hace más o menos lo siguiente:
  • Sale al trabajo corriendo, no desayuna y a eso de las 10 am se come alguna comida callejera, por ejemplo: un taco de guisado de bistec (carne y quien sabe cuanta más grasa).
  • No toma agua, pero si pide un refresco.
  • A mediodía, come una torta compuesta (la cual contiene carne) o va al restaurant, y el platillo principal, es otra vez carne.
  • Llega la noche, y para cenar se le ocurre ir a los “tacos” y adivine, pues más carne.


Como podemos ver, ya hubo un exceso de carne, y por si fuera poco, no tomo suficiente agua (y eso suponiendo que tomo algo), no comió ninguna fruta, ni verdura (las cuales le ayudan a controlar el colesterol y depurara su organismo, sin tomar en cuenta todas las vitaminas que aportan), pero si comió mucha carne, grasa, y refresco. Tampoco hace ejercicio, entonces ¿Cómo no quiere que le haga mal el consumo de carne? Y si a todo esto le sumamos que fuma, bebe en exceso, se desvela… ¿cómo no se va a enfermar?, ¿cómo no va a ser malo todo esto?

Consuma carne, pero en su justa medida (solo una vez al día) y varié el tipo todos los días. Además, la forma de prepararla, también hará la diferencia para que esta sea saludable.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Escribe tus comentarios:

Beneficios de comer poca carne y de reducir el consumo de carne

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *