Enlaces patrocinados:

Los problemas de las dietas milagrosas y dietas de moda

Son muchos los riesgos que corre el organismo al usar de forma constante las llamadas “dietas milagro”. Dichas dietas prometen perder peso en muy poco tiempo, pero la verdad es que a la larga hacen más mal que bien. Por lo general, con estas dietas:

La verdad es que las dietas milagrosas son un riesgo• El cuerpo pierde agua y masa muscular, y esta última para que se vuelva a recobrar requiere que la proteína se incorpore al músculo, pero este proceso es exageradamente lento, así que cuando se abandona la dieta extrema se va a recuperar peso, pero ya no como músculo, sino como grasa y agua. Y como resultado de esta combinación tenemos la celulitis, así como flacidez del cuerpo.

• Este tipo de dietas también suele provocar anemia ferropénica, que incluye síntomas tales como fatiga, cansancio y debilidad.

• Se presentan descompensaciones.

• En la mayoría se presenta el “efecto yoyó”, lo cual resulta desmoralizador.

• Prácticamente en todas las dietas milagro o rápidas ocasionan al cuerpo una carencia de nutrientes esenciales.


¿Qué hacer para lograr un cuerpo perfecto?



• Coma 5 veces al día, 3 comidas fuertes y 2 tentempiés, esto le ayudará a contralar su apetito y a evitar comer de más.

• Siempre desayune, es mentira que no desayunar ayuda a perder peso, más bien es todo lo contrario. Incluya lácteos, fruta y galletas con fibra.

• Practique alguna actividad física, la que más le guste y se le facilite hacerla con frecuencia.

• Beba agua. El agua ayuda a bajar de peso y a mantener en perfecto funcionamiento el organismo. Tome de 6 a 8 vasos de agua al día.

• Evite o consuma lo menos posible comida rápida y chatarra.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Escribe tus comentarios:

Los problemas de las dietas milagrosas y dietas de moda

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *