¿Qué significa llevar una vida de doble ánimo?

El doble ánimo se refiere a la inconstancia, al comprometerse en algo y no cumplir con lo pactado, sin duda es una de las cosas que cualquier persona formal detesta.


¿Qué es llevar una vida de doble ánimo?

Ejemplos de cómo es una persona de doble animo:



• El comprometerse en realizar un trabajo para el día siguiente y sencillamente no realizarlo.

• El pactar una fecha y hora para entregar algún encargo laboral, y no realizarlo, además de ni siquiera presentarse a dar la cara.

• El prometer cambiar en algún comportamiento personal y seguir igual, e incluso hasta peor.

• El olvidar una cita importante simple y sencillamente porque no se acordó.

• El dejar de lado las personas importantes por compartir un momento al lado de malas compañías.

• El dejar pasar las oportunidades importantes solamente por no querer un compromiso mayor.

• El callar ante los reclamos de alguien a quien se ofendió de manera intencional.

• El negar hechos ocurridos y provocados por uno mismo, no obstante que se tienen pruebas y evidencias que así sucedió.


¿Qué se puede hacer para corregir el doble ánimo?



• Evitar prometer sin deseos de cumplir.

• No afirmar ante algo evidentemente negativo.

• Evitar inmiscuirse en rumores infundados.

• Ser cabal en sus promesas y compromisos.

• Asumir riesgos siempre y cuando se halle preparado para asumirlos.

• Lo que no se pueda hacer, no comprometerse en su realización.

Esto también esta muy interesante:

Escribe tus comentarios:

¿Qué significa llevar una vida de doble ánimo?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *