¿Cómo puedo canalizar mi enojo sin agredir a los demás?

El enojo es un cambio emocional que produce molestia y que varía en intensidad, cuando uno está enfadado o enojado se suelen hacer y decir cosas que no se deben hacer ni decir, los enojos pueden ser leves hasta muy grandes. Es natural que llegue alguna situación en que tengamos que expresar coraje, hazlo con firmeza pero sin violentarte. También aprende a identificar, porque hay motivos que si son válidos para enojarse, hay algunos que no valen la pena. No te enojes por cualquier cosa.

Veamos algunos consejos para enfrentar los momentos de enojo.

¿Qué puedo hacer para calmar mi enojo?


Aprender a manejar mi enojoReconoce el enojo que estás sintiendo. Esto puede parecer bastante simple, pero en muchos casos es el mayor obstáculo con el que se enfrenta. Si lo niegas, se arraiga en tu interior y te enferma.
Comprueba qué fue lo que te hizo enojar. Hazte la pregunta más importante: “¿vale la pena enojarme por esto?”. Si lo que ha causado la agitación es un disgusto menor, como sucede en la mayoría de los episodios de ira, olvídalo. Si no puedes hacerlo es porque tal vez su furia rebase ese sencillo incidente y entonces debes escudriñar la causa profunda de tu hostilidad. Saca tus verdaderos sentimientos.
• Manifiesta tu queja sin atacar a las otras personas, esto requiere tacto y habilidad para comunicarse. Una sugerencia importante: haz tu queja usando “yo” en lugar de “tu”.
Otorga al provocador el beneficio de la duda. En vez de atizar el fuego de su enojo fomentando reflexiones como ¿quién se cree que es para tratarme así?, trata de aceptar que esa persona tal vez esté pasando también un mal rato.
Piensa antes de hablar. Antes de explotar respira profundamente y lentamente, ahora repite esta palabra: “tranquilo” o “con calma”, repítela las veces que sean necesarias y ahora si utiliza la cabeza para pensar.
Canaliza el enojo sin agredir a los demás: pide que no te hablen en este momento hasta que se te pase, grita en el campo o bosque, llora, haz actividad física, etc.
• No acumules ni guardes rencores, busca aclarar y solucionar cada situación en su momento.

La ira es una emoción normal y tiene un fin de existencia, pero la ira no debe dominarnos, hay que dominarla nosotros. Prohibido insultar, humillar, agredir físicamente a la persona o cosa que te ha hecho enojar, no resolverás nada así, lo empeoraras.

Hay que comportarse como humanos (por eso somos humanos) que vencen sobre la ira, no transgredas las leyes, el buen comportamiento social y utiliza el correcto sentido común.

Esto también esta muy interesante:

Escribe tus comentarios:

¿Cómo puedo canalizar mi enojo sin agredir a los demás?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *