No me gusta mi risa No me gusta reírme ¿Por qué casi no me rio?

La risa es una respuesta de nuestro cuerpo a ciertos estímulos. Todo mundo ríe, ciertamente algunos más y otros menos, pero todos reímos. Sin embargo, hay quienes no les gusta reírse porque no les gusta cómo se oye su risa, por lo que evitan hacerlo.


El que no nos guste algo de nosotros, como nuestro timbre de risa, es muestra de que hay inseguridad o algún complejo en nosotros, la verdad es que la solución se encuentra en que seamos “uno mismo”, en que “nos aceptemos” tal y como somos. La gente nunca va a estar contenta con uno, “que si tienes esto” o “aquello”, ¿Por qué “vivir de sus opiniones”? Hay que aprender a depender de uno mismo y no de los demás, todos tenemos cosas positivas, aunque también defectos, tratemos de darle más importancia a lo bueno y sacar ventaja y no hundirnos por un “pequeño defecto” como el timbre de nuestra risa.


No me gusta reír y no me rio de nada ¿Por qué no me da risa nada?



Otros factores por los qué no me gusta reír:

No me gusta reír• Aparte de que no me gusta mi timbre de voz.

• No me gustan mis dientes.

• Porque no me caen bien las personas de donde vienen los comentarios graciosos.

• Por cuestiones religiosas.

• Porque existe preocupaciones, estrés…

• Porque tengo una actitud negativa en prácticamente todo.

• Por mi tipo de carácter, por herencia.

• Porque me molesta que otros se rían y yo no me rio.

• Porque creo que la vida es seria y no es risa.

• Por el ambiente donde vivo, en el que me desenvuelvo, mi casa, mi familia…

• Por traumas que me volvieron “seria”, “amargada”...


Puede haber más razones, pero de cualquier forma, se necesita siempre una dosis de alegría, de reír para estar sanos interiormente, en el alma.

Escribe tus comentarios:

No me gusta mi risa No me gusta reírme ¿Por qué casi no me rio?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *