¿Qué pasa si camino una hora diaria todos los días?

La caminata es una actividad muy recomendada para gente que lleva mucho tiempo sin practicar ejercicio o no lo han hecho nunca, de edad avanzada o que quiere mantener su peso.

¿Qué pasa si camino una hora diaria todos los días?


Beneficios de caminar como ejercicio
Beneficios de caminar como ejercicio• Sirve para fortalecer el corazón, ayuda a mejorar el riego sanguíneo y el ritmo cardiaco.
• Es bueno para evitar infartos de miocardio, limpia las vías respiratorias y oxigena todo nuestro organismo.
• Sirve para tonificar y moldea la figura.
• Quema la grasa de más y ayuda a bajar de peso.
• Fortalece y moldea las piernas.
• Caminar es bueno porque favorece la salud de los huesos.
• Combate el estreñimiento.
• Fortalece los músculos y combate los dolores musculares.
• Quita el estrés y mejora la salud del cerebro.

¿Cómo ejercitarse caminando?


• Para comenzar debes saber que caminar es un ejercicio que debe practicarse a buen ritmo para que sea efectivo. No se trata de dar un paseo ni de ir de compras.
• Primeramente elije un recorrido al aire libre que te lleve entre 45 y 60 minutos; si puedes, alterna los trozos llanos con algunas pendientes más o menos elevadas.
• Procura andar por tierra y hierba todo el tiempo que puedas, pues el asfalto causa más impacto en las articulaciones.
• Utiliza un calzado adecuado y ropa cómoda; recuerda que vas a hacer ejercicio, no a “darte una vueltecita”.
• Si quieres incrementar los beneficios de la caminata usa muñequeras y tobilleras con un peso adecuado a sus condiciones físicas, así aumentarás tu fuerza y tu resistencia y quemarás más calorías.
• Antes de empezar no olvides calentar. Traza círculos enérgicos con los brazos y de pequeños saltos durante 5 minutos.
• Camina con energía, proyectando ligeramente las caderas hacia adelante y con una postura erguida. Inspira profundamente y suelta el aire poco a poco.
• Realiza un correcto apoyo del pie, comenzando por el talón y pivotando hasta el dedo gordo. Evita el apoyo plano del pie y las grandes zancadas.
• Sube el ritmo y mueve los brazos en sentido opuesto a las piernas.
• La velocidad perfecta para caminar a buen ritmo oscila entre los 5.5 y 6 kilómetros por hora, pero si estás empezando no te agobies; 4 kilómetros por hora están bien para un principiante.
• Una vez que finalice el recorrido, estira sobre todo los brazos y las piernas.
• Si no puedes andar al aire libre las cintas andadoras caseras o de gimnasio son una buena opción.

Esto también esta muy interesante:

Escribe tus comentarios:

¿Qué pasa si camino una hora diaria todos los días?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *