¿Te puedes morir por la hepatitis?

La hepatitis es la inflamación del hígado, se caracteriza por ictericia, anorexia, molestias gástricas y abdominales, trastornos de la función hepática y producción de heces de color claro y orina oscura. La causa bien puede ser una infección bacteriana o vírica. Puede tener una evolución breve y leve o grave y fulminante que ponga en peligro la vida del paciente.


¿Se puede morir por la hepatitis?

Hepatitis A



• Forma de hepatitis vírica infecciosa causada por el virus de la hepatitis A.

• El virus puede trasmitirse por contacto directo o a través de alimentos o agua contaminada.

• No suele ser mortal, aunque 1 de cada mil casos puede causar hepatitis fulminante (insuficiencia hepática aguda), la cual puede ser mortal.


Hepatitis B



• Forma de hepatitis vírica infecciosa causada por el virus de la hepatitis B.

• El virus se trasmite a través del suero contaminado en transfunciones de sangre o por el empleo de ajugas e instrumentos contaminados, así como por tener relaciones sexuales sin protección con una pareja infectada.

• La infección puede ser grave, con una evolución prolongada que conduce a veces a la destrucción de las células hepáticas, la aparición de una cirrosis y la muerte del paciente.


Hepatitis C



• Tipo de hepatitis que se trasmite mediante transfusión sanguínea, realizarse tatuajes, perforaciones (piercing, expansiones y demás), por compartir jeringas contaminadas, nacer de una madre infectada con hepatitis C, por tener relaciones sexuales sin protección con una persona con hepatitis C, en especial cuando hay sangrado.

• Evoluciona hacia hepatitis crónica en un 50% de los pacientes infectados.

• La hepatitis C puede causar en el hígado varias enfermedades: cirrosis, cáncer y falla hepática (que es siempre mortal).

• Los síntomas normalmente se presentan cuando la enfermedad ya se encuentra avanzada.

• La hepatitis C de no recibir tratamiento oportuno puede ser una enfermedad mortal.

Esto también esta muy interesante:

Escribe tus comentarios:

¿Te puedes morir por la hepatitis?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *