Enlaces patrocinados:

Porque inclinamos nuestro cuerpo hacia adelante cuando caminamos cuesta arriba

Muchas personas han podido experimentar subir cuesta arriba y por lo normal se inclina el cuerpo hacia adelante, de esta forma es posible subir. Pero ¿Por qué? ¿Por qué no caminamos normalmente, como solemos hacerlo en una superficie plana?


Porque la inclinación del cuerpoLa razón se debe que no es posible caminar de la misma forma que lo hacemos en una superficie plana o un ángulo de 0 grados, ya que nuestro cuerpo en relación a la superficie mantiene un ángulo de 90 grados.


Entonces supongamos que al subir una pendiente que tiene un ángulo de 45 grados y al tratar de mantener el ángulo de nuestro cuerpo en relación a los 45 grados es decir, mantener el cuerpo a 135 grados por lógica nuestro cuerpo caerá y rodara la pendiente, ya que la gravedad empuja siempre hacia abajo.


Es por ello, que cuando subimos cuesta arriba, retomando el ejemplo de la pendiente de 45 grados, al subir tampoco es posible mantener nuestra posición de 90 grados (a no ser que se traten de unas escaleras) por lo que debemos inclinar el cuerpo hacia adelante aproximadamente el ángulo se reduce de unos 70-80 grados, con esto la gravedad no empuja el cuerpo y al contrario lo balancea y junto el balanceo de los brazos es posible subir cuesta arriba.


Por último, subir cuesta arriba tiene también beneficios como perder peso, tonificar los glúteos en el caso de las mujeres, fortalece el abdomen y cuádriceps y desde luego mejora el rendimiento y el sistema circulatorio.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Escribe tus comentarios:

Porque inclinamos nuestro cuerpo hacia adelante cuando caminamos cuesta arriba

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *