¿Es malo prestar o compartir aretes?

Los aretes como accesorio para resaltar la belleza femenina son geniales, existe una cantidad ilimitada de diseños que van muy bien para cada día o para cada situación. No hay duda que los aretes embellecen a la mujer, pero no por eso debes precipitarte en tener unos en caso de que no tengas o te gusten los de alguien.


¿Por qué no debes precipitarte en compartir o pedir prestado aretes?



¿Por qué no debo prestar y compartir aretes? • Si no tienes dinero, es mejor pedir prestado dinero para comprar unos aretes que pedir prestado aretes, por cuestiones de salud.

• Si alguien tiene los aretes que a ti te gustan y no encuentras unos igual para comprarlos, tendrás que comprar otros, será mejor que pedir prestado los aretes, nuevamente por cuestiones de salud e higiene.


¿Qué pasa si pido prestado unos aretes?



Algunos malestares que se pueden presentar si intercambias aretes con alguien que tenga infección en la oreja, inclusive aunque hayan pasado varios días sin que se los pongan son:

• Pus.

• Enrojecimiento.

• Hinchazón.

• Comezón.

• Ardor.

• Se puede desarrollar una alergia en el área afectada.


¿Se puede contagiar el sida por compartir aretes?



• No se ha reportado un caso en que por prestar aretes se haya contagiado de sida. Posiblemente si alguien contagiado se perforara con el arete e instantáneamente y sin limpiar el arete se lo clavara en su lóbulo para ponérselo ahora ella o él (demasiado drástico).

• Si alguien usa tus aretes sin tu consentimiento, déjalos ya o mínimo cóbraselos. Si actualmente los compartes debes dejar de prestarlos.

• Lo que si te puede pasar es todo lo que anteriormente se ha explicado.


Antes de ponerte tus aretes límpialos con alcohol, es necesario esterilizarlos siempre antes de usarlos. Cuando no los utilices debes guárdalos en un lugar o cajita especial para ellos. Úsalos solamente tú. Ahora si alguien te pide que los prestes, explícale los motivos por los que no se recomienda compartirlos.

Esto también esta muy interesante:

Escribe tus comentarios:

¿Es malo prestar o compartir aretes?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *