Beneficios de la nuez

Son una fuente muy importante de proteínas y grasas concentradas.

Cuando se mantienen en estado natural (crudas), son más alcalinas que las nueces, siendo particularmente nutritivas para: Propiedades de la nuez

• Los huesos

• y para fortalecer el esmalte de los dientes.


El siguiente tipo de nuez en el orden de valor nutritivo, es la pacana, y luego siguen los piñones, la nuez de nogal blanco americano, nuez de haya y las avellanas.

Las nueces que han sido sujetas a un alto calor, ya rostizadas o cocidas, pueden ser dañinas al hígado y la vesícula biliar, ya que se efectúa un cambio químico en la grasa del alimento.

Las nueces siempre se deben consumir entre comidas o cuando el sistema digestivo se encuentra relativamente desocupado, por la sencilla razón de que es entonces cuando el cuerpo puede asimilar mejor sus elementos nutritivos.

Anuncios:

Nunca se deben consumir después de una comida pesada, porque pierden gran valor sustancioso.


Como ayudan:

• Entre las sustancias más importantes se encuentran el acido fólico, vitamina del grupo B que esta relacionada con la funcionalidad de la dermis. La falta de esta vitamina suele relacionarse con diversos trastornos de la piel, como la dermatitis, los eczemas y el acné. Este acido procedente de las nueces no se ve alterado por la acción de la luz, el calor o el agua, ya que esta protegido por la cascara.

• Las nueces tienen un alto contenido en sustancias antioxidantes, como la vitamina E, vitamina A y zinc, que combaten los procesos de oxidación desencadenados por los radicales libres y que llevan al envejecimiento de la piel. De esta manera, se reduce la degeneración de las fibras elásticas y del colágeno, aumentando la capacidad de retención de agua.

• Cuentan con otros minerales importantes, como el hierro, que ayuda a reforzar la consistencia de las uñas y junto con el zinc, mejora el estado del cabello.

• Los beneficios de los ácidos grasos de las nueces también han sido demostrados en otras afecciones. Un estudio realizado por especialistas de España han demostrado que agregar un puñado de nueces, es decir, de ocho a doce nueces a la dieta diaria en sustitución de determinadas grasas reduce hasta un 11 por ciento el riesgo cardiovascular.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: