Consejos de como congelar y descongelar alimentos

Los siguientes son unos consejos fáciles de seguir para no caer en malas prácticas a la hora de congelar y descongelar alimentos.


Cómo congelar y descongelar alimentos

Consejos para congelar alimentos:



• Para inhibir el crecimiento de patógenos y mantener las propiedades organolépticas de los alimentos, debemos mantener los congeladores por debajo de los -18° C o menos.

• Elige alimentos frescos y de calidad.

• El tiempo que transcurre entre la compra y el congelamiento debe ser el mínimo posible.

• Congela en raciones y siempre en recipientes o bolsas especiales que soporten las temperaturas. Es recomendable anotar la fecha en el envase.

• Entre los alimentos que no resisten la congelación se encuentras las verduras de ensalada, los champiñones, las bayas, los alimentos grasos como natas y algunas salsas que puedan cortarse.

• Deja enfriar los alimentos antes de congelarlos (no más de una hora), ya que si los metes cuando aún estén calientes, aumenta la temperatura en el congelador y puede afectar negativamente al resto de alimentos.

• El grado de frio que alcanzan los congeladores se miden por estrellas. Cada estrella nos indica -6° C, por tanto, deberá tener como mínimo tres estrellas para poder hacer una adecuada congelación.

• El tiempo recomendado de almacenamiento es de tres a seis meses.

Anuncios:

Consejos para descongelar alimentos:



• Descongela en el frigorífico, esto nos va a permitir controlar el crecimiento microbiano. Debemos descongelar las raciones justas de alimentos y consumirlas en un periodo máximo de 24 horas.

• Es aconsejable colocar el alimento a descongelar en la parte más baja del frigorífico para evitar cambios bruscos de temperatura (la parte baja del frigorífico es la más fría) y así evitaremos también una posible contaminación con otros alimentos.

• Descongelar a temperatura ambiente es un riesgo para la seguridad del producto, ya que aumenta la velocidad de crecimiento tanto de los microorganismos que alteran el alimento en su composición como de los patógenos, en caso de haberlos.

• Algunos alimentos como verduras y hortalizas crudas congeladas pueden cocinarse directamente.

• El microondas puede usarse para descongelar piezas delgadas y pequeñas, evitando las zonas cocidas frente a otras aún congeladas.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: