Los antioxidantes naturales más poderosos

Los antioxidantes naturales en los alimentos nos ayudan a combatir el efecto en el cuerpo de los radicales libres. A continuación los antioxidantes naturales más poderosos y dónde encontrarlos.


Los mejores antioxidantes naturales

Los mejores antioxidantes naturales:




Vitamina C antioxidante:



• Es necesaria para la producción de colágeno, principal constituyente del tejido conjuntivo y de la sustancia orgánica de los huesos y los cartílagos, así como para la metabolización de las grasas y la reducción del colesterol.

• Estudios recientes revelan que una dieta rica en vitamina C protege del cáncer.

• La carencia de la vitamina C produce hemorragias y retardo de cicatrización de las heridas.

• No olvides que sus efectos desaparecen al poco tiempo de haberla ingerido (aproximadamente tres horas), por lo que debes tomarla varias veces al día.

• Alimentos con vitamina C; frutas, el repollo, espinacas, coliflor, berros, pimientos y brócol.

Anuncios:

Vitamina E antioxidante:



• La vitamina E de igual forma es conocida como tocoferol, ejerce una poderosa acción antioxidante y protege contra la destrucción de las vitaminas A y C, el selenio y los aminoácidos sulfurados.

• Previene y disuelve los coágulos sanguíneos, acelera la cicatrización de las quemaduras, ayuda a prevenir calambres en las articulaciones.

• Ten en cuenta que su ingesta en dosis altas puede elevar la presión en hipertensos, por lo que se debe tomar de forma gradual.

• Alimentos con vitamina E; fruta, germen de trigo, aceite de soja, cacahuete, chocolate y maíz.


Betacaroteno antioxidante:



• Conocida también como provitamina A, es uno de los principales antioxidantes presentes en la naturaleza.

• La carencia de betacaroteno aumenta las probabilidades de sufrir dolencias en las articulaciones, disminuye la agudeza visual y produce una mayor sensibilidad a determinadas infecciones como el sarampión.

• Para que esta vitamina se distribuya de manera correcta a través de la sangre y no sea eliminada rápidamente por agentes externos, como la contaminación, debe administrarse junto a alimentos ricos en vitamina E.

• Alimentos con betacaroteno; zanahorias, espinacas, coles de Bruselas y tomate, además de en las frutas.


Selenio antioxidante:



• Su acción antioxidante se produce junto a la de la vitamina E.

• Nos ayuda a mantener las funciones hepáticas, cardiacas y reproductoras.
• Alimentos con selenio; carnes, pescados, cereales integrales y lácteos. La cantidad en las verduras dependerá de la zona en la que se hayan cultivado.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: