Oligoelementos en el embarazo

Estos nutrientes son vitales en tu alimentación, sobre todo en esta etapa cuando tu sistema inmunológico se debilita un poco.

El embarazo es una etapa que genera mucho cansancio y grandes preocupaciones, situaciones que tienen un efecto negativo en tus defensas. Además, en estos momentos, tu sistema inmunológico está trabajando a un ritmo más pausado, precisamente para evitar que tu organismo rechace al bebé. Para hacerles frente a todos estos cambios, los oligoelementos serán tus aliados. Lo mejor de todo es que no necesitas grandes cantidades y son muy fáciles de incluir en tu alimentación diaria. Oligoelementos durante el embarazo

A continuación los oligoelementos más importantes y en que alimentos se encuentran:

Oligoelementos, funciones y en qué alimentos se encuentran - los oligoelementos son:




Oligoelementos Manganeso:



• Permite una mejor absorción del calcio y el hierro. También cumple un rol fundamental en el desarrollo del oído del bebé, e interviene en las funciones reproductoras.
Alimentos con manganeso: los cereales, la espinaca, el trigo, el maíz, las almendras, la zanahoria, la remolacha y la soya.

Anuncios:

Oligoelementos Potasio:



• Es de suma importancia, pues contribuye a la formación de las células sanguíneas. Además, colabora en otros complicados procesos celulares, y favorece la salud de la piel.
Alimentos con potasio: el plátano, el melón, el tamarindo, la naranja, la cáscara de papa, la harina integral y productos elaborados con ésta y el germen de trigo.


Oligoelementos Calcio:



• El calcio durante la gestación es esencial para el desarrollo de la musculatura, el corazón, los nervios y, por supuesto, los huesos y los dientes del feto.
Alimentos con calcio: los productos lácteos (como queso o yogur), el brócoli y pescados como el salmón.


Oligoelementos Hierro:



• El feto lo necesita para su desarrollo, así como de la placenta.
Alimentos con hierro: las carnes, las verduras de hojas verdes (espinaca y acelga), las vísceras y menudencias y las leguminosas (frijol y soya).


Oligoelementos Selenio:



• Retrasa la miopía, no olvides que tu vista también se ve afectada.
Alimentos con selenio: los cereales, el ajo, el huevo y el germen de trigo.


Oligoelementos Cobalto:



• Alivia las molestias digestivas, contribuye a reducir los niveles de ansiedad y también ayuda a la prevención de la anemia, ya que estimula la producción de glóbulos rojos en la sangre.
Alimentos con cobalto: se encuentra en el pescado, los rábanos, las cebollas, la coliflor y las espinacas.

Oligoelementos Sodio:



• Mantiene correctamente hidratado el organismo.
Alimentos con sodio: la sal.


Oligoelementos Cobre:



• Previene las infecciones de las vías respiratorias y acelera la síntesis de la queratina (componente principal de las capas más externas del pelo y las uñas).
Alimentos con cobre: está presente en los moluscos, los cereales, los granos enteros, las legumbres, las nueces, las papas, además de las vísceras.


Oligoelementos Magnesio:



• Combate el cansancio, previene los calambres en las piernas y preserva la tonicidad de la piel.
Alimentos con magnesio: el chocolate, las almendras, el cacahuate y la soya.


Oligoelementos Yodo:



• Desempeña un rol fundamental, pues evita el aborto espontaneo.
Alimentos con yodo: la sal yodada, los pescados, los mariscos y los rábanos.


Oligoelementos Flúor:



• Una de sus principales funciones es prevenir la aparición de la caries, una virtud muy importante si tomas en cuenta que tu salud dental se afecta de manera seria durante la gestación.
Alimentos con flúor: el agua, el té, el pescado, los mariscos, la col, las espinacas, el trigo, el jitomate, el arroz y las uvas.


Oligoelementos Zinc:



• Contribuye a prevenir los nacimientos prematuros. Asimismo, acelera la cicatrización de las heridas.
Alimentos con zinc: las carnes rojas, el pescado, el pollo, los productos lácteos, los frijoles, los granos y las nueces.


Oligoelementos Fósforo:



• Es indispensable en el desarrollo de los huesos, ayuda a la coagulación y es el encargado de mantener un ritmo cardiaco normal.
Alimentos con fósforo: los lácteos, la yema de huevo, el pescado, las lentejas y los cereales de grano entero.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: