Vitaminas y minerales para la depresión

La carencia de ciertos alimentos puede ser la causa de síntomas depresivos. Ello se debe a que el cuerpo fabrica las sustancias neurotransmisoras a partir de los aminoácidos y otros nutrientes que le llegan a través de la alimentación. Los nutrientes más indicados son los siguientes.


Vitaminas y minerales para combatir la depresión

Vitaminas y minerales para combatir la depresión:



Vitaminas del complejo B: Desempeñan un papel esencial en el mantenimiento de la química cerebral, particularmente en relación con el metabolismo de los neurotransmisores.

     » La tiamina o B1: Sirve para digerir bien los carbohidratos y su carencia afecta al nivel de serotonina. Alimentos: pan integral, pistachos, legumbres o nueces.

     » La Piridoxina o B6: su carencia puede provocar síntomas de irritabilidad o desánimo. Alimentos: nueces, germinados, yema de huevo, frutas, leche, arroz integral, lentejas, plátanos y tubérculos como las patatas.

Anuncios:

     » El ácido fólico: su carencia provoca irritabilidad y alteraciones del sueño. Alimentos: el hígado y todas las verduras de hoja verde.

Vitamina C: Necesaria para la síntesis de la hormona noradrenalina. Su consumo debe ser diario, pues el cuerpo no la almacena. Alimentos: cítricos, frutas amarillas, vegetales crudos y frescos.

Vitamina E: Protege las neuronas de los radicales libres. Alimentos: germen de trigo, avena, vegetales verdes, yema de huevo, cacahuate, frutos secos y aceite de oliva.

Ácidos grasos esenciales: Una dieta pobre en estos ácidos dificulta la función de la membrana celular. En el cerebro, las alteraciones de la fluidez de la membrana repercuten en la conducta, en el estado de ánimo y en la función mental. Alimentos: pescado azul.

Zinc: Su carencia conduce a estados depresivos. Alimentos: las ostras, las pipas de calabaza, cebolla, germen de trigo, huevo, leche, levadura de cerveza y el pescado.

Magnesio: Su déficit reduce la tensión física y emocional. Alimentos: los cereales integrales, apio, durazno, granada, higo, jitomate, limón, maíz, manzana, naranja, pepino, piña, semillas de girasol, las nueces y los aguacates.

Hierro: Un bajo nivel de este mineral ocasiona fatiga, falta de concentración, irritabilidad, desinterés y alteraciones del sueño (insomnio o somnolencia diurna). Alimentos: hígado, la carne roja, alfalfa, berro, betabel, cereza, ciruela, cebolla, col, chicharos, espinaca, frijoles, higo, jitomate, lentejas, levadura de cerveza, nueces, yema de huevo, los frutos secos y el germen de trigo.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: