Belleza, salud y relajación por medio de un buen baño

Si usted cumple interminables jornadas laborales y decenas de compromisos llenan su agenda todos los días, seguramente ha olvidado de proporcionarle a su cuerpo adecuada atención. No espere más y consiéntase con:

Cómo tomar un baño relajante en casa
Hidromasaje que activa la circulación de la sangre y contribuye a la eliminación de toxinas y grasas, oxigena, hidrata y mejora la elasticidad de la epidermis y por lo tanto elimina el estrés y la rigidez muscular.

La ducha escocesa que, a través de la caída de chorros de agua a presión, estimula la definición muscular, aumenta la resistencia capilar, favorece la circulación sanguínea y permite que los tejidos se oxigenen. En ella se utiliza agua caliente y fría de manera alterna para dilatar los vasos sanguíneos y reafirmar la piel.

El baño turco que combina tres elementos básicos: calor, masaje y ducha fría, los cuales relajan y fortalecen los tejidos.

El baño sauna utiliza rocas que suben de temperatura hasta 65° C mediante generación eléctrica, para calentar el lugar donde la persona debe permanecer entre 15 y 20 minutos bebiendo agua de manera abundante para alcanzar así la relajación muscular y mental, eliminando, toxinas, exceso de agua y logrando mejoría en quienes padecen artritis.

Fango terapia. El lodo alivia dolores musculares y reumáticos además de embellecer la piel, ya que su concentración de minerales es superior a la de aguas termales.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: