Carboxiterapia para la celulitis

La carboxiterapia combate la celulitis gracias a que el CO2 que se inyecta por el tejido celular subcutáneo y muscular, produce una vasodilatación, estimulando la lipolisis y consiguiendo así la evacuación de la grasa. Se combina con dieta y mesoterapia.


La carboxiterapia contra la celulitis

¿Cómo se aplica la carboxiterapia?



• El gas, contenido en una bombona, se suministra de manera estéril por medio de una aguja muy fina, controlando la velocidad, el tiempo y el porcentaje de la dosis administrada.

• No requiere preparación y es importante que, una vez aplicado, el producto se expanda con las manos.

• Su inocuidad permite administrarlo en todas las zonas del cuerpo, no produce inflamación y las inyecciones no resultan dolorosas, a excepción de aquellos tejidos con cicatrices internas por liposucciones anteriores.

Anuncios:

Beneficios de la carboxiterapia contra la celulitis:



• Ayuda a mejorar la celulitis en un 80 por ciento.

• Destruye la fibrosis.

• Reduce la grasa acumulada.

• A partir de la segunda o tercera sesión mejora notablemente la circulación.

• La pérdida de volumen se produce a partir de la octava sesión.


¿Cuántas sesiones de carboxiterapia?



• Se debe hacer un mínimo de 8 sesiones.

• El tratamiento se puede realizar todos los días.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: