Celulitis dura o blanda

No todas las celulitis son iguales, lo primero que debes hacer es investigar a que tipo pertenece la tuya para aplicar el tratamiento más adecuado.


Celulitis blanda o flácida:



Cómo se ve la celulitis dura• Es superficial, tiene poca consistencia y resulta visible al pellizcar la zona en que se instala. Suele colgarse en forma de bolsas localizadas en ciertas partes del cuerpo (muslos, caderas y glúteos), que cambian de forma cuando varían la posición del cuerpo o se presiona con la mano. Tiene un relieve irregular, poco acolchado y no resulta dolorosa. Se manifiesta después de un cambio brusco de peso y, sobre todo, en mujeres sedentarias o de carnosidad débil.

Cómo tratar la celulitis blanda: Es el tipo más fácil de tratar con cremas y geles.


Celulitis dura:



• La piel se vuelve dura y compacta, y los nódulos celulíticos se marcan sin necesidad de presionar con la mano la zona afectada. Suele instalarse en muslos, caderas, glúteos, rodillas, brazos, abdomen y tobillos. Al estar fijada a las capas profundas de la piel, no cambia de forma si varían la posición del cuerpo y puede resultar dolorosa al tacto.

Cómo tratar la celulitis dura: Requiere tratamientos más definitivos, especialmente formulados para celulitis rebeldes o aquellos que combinan cápsulas de uso oral y cremas; ambos son los más indicados para tratarla.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: