Cómo cuidar la piel después del verano

Los rayos del sol, sobre todo los ultravioletas y los infrarrojos, queman la piel; las altas temperaturas, la deshidratan y la vuelven más flácida; los aires acondicionados y el cloro de las albercas, la resecan.
Unos sencillos cuidados en casa le ayudarán a evitar el envejecimiento prematuro de la piel después del verano.
Recuerde que debe ser constante.

Anuncios:

Cuidados de la piel después del verano:



Qué hacer para cuidar la piel al terminar las vaciones1. Limpieza: Prefiera el limpiador más adecuado para su tipo de piel. Para no equivocarse opte por productos neutros y suaves. La limpieza debe ser diaria e imprescindible cuando use maquillaje. No abuse del agua caliente (es vasodilatadora). Tome su baño normal y acabe con un chorro de agua fría.

2. Exfoliación: Para una limpieza exhaustiva que limpie las células muertas opte por productos naturales como la arcilla verde. Es recomendable hacerlo una vez por semana para pieles mixtas o grasas y cada 15 ó 20 días para pieles secas.

3. Hidratación: Las cremas tradicionales aumentan la elasticidad, sobre todo aquellas que en su formula incorporan vitaminas A y E. Si quiere un efecto reparador inmediato, aplique vitamina C y colágeno directamente sobre la piel es, hasta un 30%, más efectivo; no obstante debe hacerlo un profesional.


Alimentos para la piel después del verano:



Selenio: Protege de quemaduras y retrasa el envejecimiento (carnes, mariscos, verduras y (quesos).

Betacaroteno: Activa la melanina (zanahoria, toronja, espinacas).

Flavonoides: Antioxidantes y protectores (granos de cacao, té y soya).

Aloe vera: Jugos e infusiones ayudan a regenerar tejidos.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: