Consecuencias de introducir objetos al oído

Limpiarse los oídos con un hisopo, rascarse o meterse cosas como pasadores o lápices puede tener como consecuencia una otitis externa, de igual forma conocida como “oído de nadador". Es una infección del conducto auditivo externo. Cuando la piel que recubre el interior de este conducto se irrita o lesiona, se vuelve vulnerable a los ataques de bacterias y hongos.


Peligros en introducir objetos en el oído
Peligros en introducir objetos en el oído

¿Qué hacer?



• Nunca introduzca algo en los oídos.

• No se toque los oídos con cosas pequeñas que puedan penetrarlo, incluidos los dedos y los hisopos. El conducto auditivo normal tiene un mecanismo de autoaseo que no requiere ayuda.

• Si siente la necesidad de limpiarse, pase una toallita húmeda por los recovecos de la oreja.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: