Beneficios de la hidroterapia ¿para qué sirve la hidroterapia?

Existen muchas formas de relajar el cuerpo y, una de ellas es a base del agua, pues nos provee de diferentes beneficios para la salud que a continuación te decimos.


Propiedades de la hidroterapia

Para qué sirve la hidroterapia:




• Las frotaciones y los lavados estimulan el metabolismo, la circulación, la respiración, además de fortalecer y robustecer.

• Las compresas, vendajes y cataplasmas hacen bajar la fiebre, estimulan la irrigación cutánea, y calman el sistema nervioso cuando son fríos; si son calientes alivian los dolores y eliminan los espasmos.

• Las duchas de cuerpo entero o localizadas, calientes o frías, lo reaniman y mejoran la circulación.

• Los baños fríos de inmersión sirven para estimular el sistema nervioso y circulatorio, y los calientes para relajar, tranquilizar, calmar y combatir el insomnio.

• Un baño localizado es perfecto para problemas específicos en los brazos, ojos, cara, pies, etc. Los de aseo estimulan la irrigación de la región abdominal y de la pelvis, cuando son fríos.

• Los de vapor saporíferos son descongestionantes y adelgazantes.

• Técnicas diversas como inhalación de vapor con hierbas relajantes, lavados o gárgaras son efectivas para descongestionar los bronquios y el sistema respiratorio.

• Los baños de agua caliente son recomendados para una persona que está físicamente débil o deprimida. Relajan y disminuyen la presión arterial. Siempre deben terminarse con una ducha de agua fría.

Nota:



• En todos los casos de hidroterapia, después del baño, sólo se secan la cara y el cabello, el resto del cuerpo húmedo se envuelve en una manta o frazada y la persona se acuesta y se abriga en una cama cómoda.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: