Causas de la halitosis y tratamiento

Origen del mal aliento:

A pesar de ser un problema localizado en la boca, la halitosis tiene causas diversas, relacionadas con alteraciones puntuales en otras partes del cuerpo.


Qué provoca el mal aliento• Las bacterias de la cavidad oral utilizan las partículas de la comida que se quedan entre los dientes, produciendo compuestos sulfonados que expelen mal olor. En este caso particular, no solo provocan mal aliento, sino que además producen unas toxinas que irritan las encías y pueden ser la causa de la piorrea. La solución pasa por un buen cepillado y el uso regular de seda dental.

• Otro núcleo causante de la halitosis es la garganta. Siempre que hay una infección en ésta, puede haber mal olor causado por bacterias y pus. Hasta que no se elimine la infección el olor persistirá, aunque se puede aliviar con enjuagues orales.

Anuncios:

• Un tercer origen de la halitosis son los problemas de estómago, pues los gases producidos en él pueden volver hacia arriba y provocar mal olor. El remedio no es otro que utilizar antiácidos o una solución neutralizante.

• Los pulmones, aunque parezca extraño, también son una fuente de problemas para el aliento: la respiración puede "transportar" los vapores sulforados que se forman durante la digestión, llegando a los pulmones a través de la sangre. Un ejemplo de ello es la sensación que experimentamos después de ingerir alimentos como el ajo, la cebolla o el pepino. Estos pueden permanecer hasta un día en nuestra sangre, tiempo durante el cual se puede usar un enjuague bucal para enmascarar el mal olor o chicles especiales de efecto duradero, normalmente de clorofila.

• Diversos investigadores norteamericanos han descubierto recientemente que durante el proceso de ovulación las mujeres sufren halitosis. El responsable de este problema es el estrógeno, cuyos niveles experimentan un incremento importante durante el periodo ovulatorio.


Remedios naturales para el mal aliento:



• Estos remedios naturales pueden ayudar a acabar con la halitosis; la canela en rama, el anís en grano o las infusiones de salvia y ajenjo.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: