Cómo se deben cuidar los dientes (salud oral)

Cómo debo cuidar los dientes (salud oral). Es necesario cuidar los dientes cada día, pues sobre ellos se forma residuos de alimentos que también producen mal aliento. A continuación algunos buenos consejos para tener una buena salud oral.


Cómo puedo mantener mis dientes saludables

CÓMO DEBO CUIDAR MIS DIENTES




Cómo protegerse de la placa dentobacteriana




¿Qué es la placa dentobacteriana?



• La placa dentobacteriana es la capa rugosa que sientes cuando pasas tu lengua sobre tus dientes justo después de levantarte: una mezcla de gérmenes, células muertas y saliva.
Si no se controla, se vuelve un campo de cultivo de bacterias que causan caries y gingivitis (encías inflamadas).
La gingivitis puede llevar a una enfermedad oral que destruye los ligamentos llamada periodontitis, pues se puede tener una infección y no saberlo.

Anuncios:

Protégete de la placa dentobacteriana:



• Para protegerse de la placa dentobacteriana es básico usar el hilo dental, si bien es algo tedioso, pero tienen que hacerse.
• La clave está en elegir el hilo dental para tí.
     • Si tienes empastes o tapaduras difíciles, usa hilo encerado.
     • Si entre tus dientes hay espacios grandes, considera un hilo trenzado.
     • Y para unos dientes promedio, utiliza un hilo sin cera; la fricción sacara más placa.
• En cuanto a la técnica, se recomienda que escuches mientras deslizas el hilo. Cuando rechine, sabrás que la placa se fue.


Cómo proteger el esmalte de los dientes




¿Qué es el esmalte de los dientes?



• El esmalte es la capa externa que protege a nuestros dientes. Tu esmalte es tanto un escudo como una vitrina. Sus enemigos: la erosión y la abrasión. La erosiones la ruptura del esmalte por ácidos, mientras que la abrasión es un desgaste por el cepillado. Sea la que sea, el esmalte dañado sabotea la sonrisa y permite que las bacterias entren al diente.


Cómo proteger el esmalte de los dientes:



• Mastica chicle. La goma de mascar sin azúcar es una medicina poderosa para tu boca; numerosos estudios han mostrado que masticar chicle estimula la llegada de los minerales que reparan el esmalte dañado. Más recientemente, otros estudios han demostraron que las personas que masticaban chicle sin azúcar fortificado con el ingrediente fosfato de calcio fosfopéptido amorfo (CPP-ACP o Recaldent) recuperaron hasta dos veces más esmalte que quienes preferían las gomas de mascar sin CPP-ACP. Busca chicles sin azúcar, por ejemplo Trident White, que tiene Recaldent como un ingrediente activo.

• Usa un cepillo suave. Suma la presión pesada de tu mano a un cepillo de dientes de cerdas duras y será como removieras el moho de tu regadera. Algunas personas llegan a hacer hendiduras en sus dientes con el cepillado. Para proteger y pulir tu esmalte, elige un cepillo de cerdas suaves con puntas afiladas, como el Colgate 360. Investigadores en la Universidad de Pennsylvania compararon este tipo de cepillo con uno igual de suave de puntas redondeadas y encontraron que el primero removía más placa al tiempo que era gentil con la dentadura.

Cómo prevenir el sarro en los dientes




¿Qué es el sarro en los dientes?



• El sarro, a veces denominado cálculo o tártaro dental, es la placa bacteriana que se ha endurecido sobre sus dientes. El sarro se forma cuando el exceso de calcio en tu saliva se combina con la placa. El resultado es un depósito café-amarilloso abajo de la línea de la encía que provee un refugio microscópico para más bacterias.

• Opta por la pasta correcta. El fluoruro combate las caries, pero no toca al sarro. Para eso, necesitas una pasta que contenga pirofosfato, un químico que rompe el proceso de calcificación.

     • Empieza a usar una para el control de sarro ahora, y tu dentista tendrá que hacer menos raspado después.
     • Y en caso de que estés tentada a quedarte con tu dentífrico de siempre y solo usar un enjuague bucal contra el sarro, considera esto: Ese enjuague no limpia donde los dientes se tocan unos con otros.

• Limpia las zonas difíciles. Verás que tienes mayor concentración de sarro donde desembocan los ductos de saliva.

     • Estas zonas –la parte interna de tus dientes de abajo y la parte externa de tus molares de arriba- son difíciles de alcanzar con un cepillo de tamaño normal.
     • Elige uno con una cabeza pequeña y muévelo perpendicular al piso, de arriba a abajo.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: