Cómo se evita la hipertensión

Existen ciertas medidas que, incorporadas de día en día, pueden retrasar o evitar la aparición de la hipertensión y, en el caso de tenerla, ayudan grandemente a su control. Te pasamos los mejores tips de como se evita y como controlar la hipertensión arterial, para que las adaptes a tu vida desde hoy mismo.


Cómo se puede prevenir la hipertensión arterial

Cómo se evita y cómo controlar la hipertensión arterial:




Adelgaza los kilos de más



• Los estudios más recientes confirman la estrecha relación que hay entre sobrepeso e hipertensión. La frecuencia de esta enfermedad entre los obesos, a cualquier edad que se considere, es entre dos y tres veces superior a la de los individuos de la misma edad que se mantengan en el peso adecuado.
• Existen tablas que ajustan el peso de cada persona según su altura, con lo que es fácil averiguar cuántos kilos nos sobran.
El primer paso es ponerse en manos del médico y comenzar una dieta equilibrada que nos ayude a bajar peso, sin arriesgar la salud.

Anuncios:

Reduce la sal



• Los riñones controlan el volumen de agua circulante y la cantidad de sal que contiene el cuerpo. Estos dos hechos tienen efectos directos en la tensión arterial. Cuanta más sal hay en el cuerpo, más agua se retiene en la circulación y, por lo tanto, más puede aumentar la tendencia de las arterias a hacerse más estrechas.
• Por tanto, el consumo de sal debe ser, en general, moderado, y en los hipertensos ha de estar muy controlado.
• Pero esta medida no solo se refiere a la sal que se añade a los platos, sino a los alimentos con una elevada cantidad de sodio para su conservación: sopas de sobre, salchichas, conservas, comidas preparadas.


Reduce el café



• La cafeína del café, al igual que la teína del té, es una sustancia estimulante que puede hacer crecer nuestra excitabilidad y favorecer estados de tensión y estrés.
• Por ello, en condiciones normales, se recomienda un consumo moderado. Si ya se padece de tensión alta lo mejor es suprimirlo de la alimentación o que su consumo este estrictamente controlado por el médico.


No fumar



• En cualquier persona, fumar aumenta el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares. Pero en el caso de una persona hipertensa, es altamente peligroso.
• Según los últimos estudios, los pacientes hipertensos fumadores, aunque se estén medicando, pueden padecer los mismos infartos o accidentes cardiovasculares que los pacientes no medicados, ya que el tabaco anula la acción de los fármacos.


Controla el consumo de alcohol



• Beber alcohol en exceso aumenta la tensión arterial, pero este efecto no se manifiesta si las cantidades de alcohol son moderadas.
• Es importante señalar que el consumo de hasta 40 gramos diarios no solo no produce elevación de la tensión arterial, sino que se asocia a una pequeña disminución de la misma, aunque al hipertenso que no bebe no se le aconseja que lo haga. Lo mejor es una copita de vino tinto en las comidas para aprovechar los beneficios de sus componentes.


Practica ejercicio físico



• El ejercicio no solo se produce una reducción de la presión arterial y una mejora del consumo de oxigeno por el corazón, sino que también tiene un efecto beneficioso sobre otros factores de riesgo cardiovascular (obesidad, diabetes, colesterol alto, etc.). Asimismo, es un medio muy eficaz de liberar estrés y tensión.
• Si se ha llevado una vida sedentaria, conviene comenzar a hacer ejercicio con un programa de entrenamiento suave e ir incrementando el ritmo de forma gradual.


Evita el estrés



• Las personas sometidas a una gran presión emocional o estrés laboral suelen tener la presión arterial mas elevada.
• Por ello se recomienda aprender algún método de relajación o descubrir qué le hace a cada uno "desconectar".

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: