Cómo tratar la fatiga crónica

La falta de energía es un malestar tan común y tan sutil que miles de personas no lo reconocen y, lo que es más, lo consideran parte natural de la vida cuando en realidad, no lo es.


Cómo saber si tengo fatiga crónica:



Cómo saber si tengo fatiga crónicaSi quieres saber si estas siendo víctima de él, sin darte cuenta, pregúntate si sufres alguno de los siguientes síntomas:

• Todos los días tienes que hacer grandes esfuerzos para despertar y levantarte por las mañanas.
• Las fuerzas se te agotan antes de terminar de cumplir con todas tus obligaciones diarias.
• Vives en un estado de cansancio casi permanente.
Si estas descripciones aplican a tu caso, estas sufriendo de un mal llamado SFC (Síndrome de Fatiga Crónica).

Anuncios:

Qué hacer contra la fatiga crónica:



Sigue los tips para combatir la fatiga crónica y ponte activa nuevamente.


Visita a tu doctor



• Tu medico puede darte muchos consejos, y, sobre todo, detectar cualquier problema en tu organismo que sea la causa inicial de tu agotamiento.
• Recuerda que muchas enfermedades graves se inician con un periodo de fatiga.


Practica ejercicio



• No permitas que transcurra un solo día sin que hagas aunque sea diez minutos de aeróbicos o que camines cuando menos un kilómetro.
• De acuerdo a tu edad y condición física, tu medico puede indicarte el tipo de ejercicio más conveniente para ti. No olvides preguntárselo cuando lo consultes.


Come sanamente



• Si tienes cualquier problema de peso, consulta con un buen nutriólogo y sigue el régimen alimenticio adecuado para ti.
• Ciertas deficiencias nutricionales, como la falta de hierro, producen fatiga crónica. Se disciplinada en tu alimentación.


Toma suplementos alimenticios



• Ya sea los comunes que contienen todos los nutrimentos que tu cuerpo necesita o los que te recomienden tu medico o nutriólogo.


Procura dormir bien



• También aplica la disciplina en tus hábitos de sueño. Trata de dormir siempre a la misma hora y date suficiente tiempo para dormir entre siete u ocho horas y despertarte a buena hora para iniciar el día sin prisas.
• Si tienes problemas para conciliar el sueño, pide ayuda a tu medico. Y evita en lo posible dormir con una persona que ronca.


Organiza tu vida



• El desorden en la realización de las tareas diarias produce inquietud, angustia o estrés, lo cual es la causa más frecuente del SFC.
• Así que maneja tu vida con agendas, planes y horarios que te permitan hacer a tiempo y con tranquilidad todo lo que es prioritario en tu vida.

Evita a las personas conflictivas



• La gente que te causa disgustos siempre es agotadora.
• Sin importar que tan cercana sea de ti o cuánto la ames, mantente tan alejada de esas personas tanto como te sea posible. Y nunca sucumbas a sus chantajes morales.


Cultiva la confianza



• Espera siempre lo mejor, no lo peor, de la vida y de las personas. Tu mente es muy poderosa y puede crear circunstancias afortunadas o desafortunadas, según los pensamientos que tú mismo produzcas.
• Piensa siempre en cosas bellas y afortunadas, y retira de tu mente los pensamientos tristes y negativos.


Bebe suficiente agua



• Aunque no lo creas, la deshidratación es una de las causas más frecuentes de fatiga. Así que no consideres absurdo el consejo de beber ocho vasos de agua pura al día.
• Hacerlo es la clave de una vida más saludable y de una mejor apariencia.


Se feliz



• La felicidad es una decisión personal, y lograrla se da como resultado de una actitud correcta que viene del interior y no tiene que ver con las circunstancias exteriores.
• Si te aceptas como eres y te amas a ti misma, a la vida y a tus semejantes, ninguna circunstancia adversa lograra destruir tu felicidad interior; incluso te permitirá afrontar, combatir resolver o resistir los problemas e incluso, reponerte de ellos de una manera mejor y más rápida. Y, por supuesto, ¡esto te dará energía a raudales!


¿Qué produce la fatiga?



• Tabaquismo.
• Cafeína.
• Alcohol.
• Conflictos emocionales.
• Aburrimiento.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: