Efectos secundarios de los esteroides anabólicos

El uso inapropiado de esteroides anabólicos se asocia con una gran diversidad de efectos secundarios adversos, que van desde algunos que son físicamente indeseables, como el acné, el pelo grasoso y el desarrollo de las mamas en los hombres, hasta otros que ponen en riesgo la vida, como ataques al corazón y cáncer de hígado. Aunque la gran mayoría de los efectos son reversibles si se abandonan las drogas, como es el caso de la menor producción de espermatozoides y la atrofia testicular, otros son permanentes, como la voz ronca en las mujeres, la calvicie de patrón masculino y el desarrollo de senos (ginecomastia) en los hombres.

Anuncios:

¿Cuáles son las consecuencias de tomar esteroides?




Cuáles las consecuencias de tomar esteroides• En el cuerpo femenino, los esteroides anabólicos causan masculinización: el tamaño de los senos y la grasa corporal disminuyen, la piel se vuelve áspera y la voz se hace más profunda; se puede experimentar un crecimiento excesivo de vello corporal, aunque paralelamente se pierde el cabello, efectos que en ocasiones son irreversibles.

• Los niveles crecientes de testosterona y otras hormonas sexuales suelen provocar el crecimiento rápido que ocurre durante la pubertad y la adolescencia, pero también proporcionan las señales para que ese crecimiento se detenga. Cuando un niño adolescente toma esteroides, los niveles artificialmente altos que resultan de las hormonas sexuales pueden mandar señales a los huesos para que dejen de crecer antes de lo que normalmente lo hacen.

• En atletas menores de 30 años, el abuso de esteroides se ha asociado con una mayor frecuencia de enfermedades cardiovasculares, como ataques al corazón y al cerebro, porque se alteran los niveles de las lipoproteínas llevan el colesterol en la sangre.

• Los esteroides, especialmente los de tipo oral, incrementan el nivel de la lipoproteína de baja densidad (que aumenta la probabilidad de un infarto), mientras reducen la lipoproteína de alta densidad (el llamado "colesterol, bueno"). Estos cambios favorecen la aparición de arteriosclerosis, condición en la que las sustancias lipoides se depositan dentro de las arterias y dificultan el flujo sanguíneo. Si la sangre no llega al corazón, el resultado puede ser un infarto. Si no llega al cerebro, el resultado puede ser un ataque al cerebro o apoplejía.

• Los esteroides también aumentan el riesgo de que se formen coágulos en los vasos sanguíneos, con lo que el flujo de la sangre se interrumpe y se lesiona el músculo cardiaco, de manera que ya no es capaz de bombearla eficientemente.

• Muchos consumidores de esteroides anabólicos inyectables pueden llegar a utilizar técnicas no estériles o compartir agujas contaminadas. Además, ciertas preparaciones de esteroides se fabrican ilegalmente en condiciones no estériles.

• Estos factores los ponen en riesgo de contraer infecciones virales potencialmente mortales, como VIH y hepatitis B y C. Los abusadores también pueden desarrollar endocarditis infecciosa, una enfermedad bacteriana que produce una inflamación potencialmente mortal del recubrimiento interno del corazón. También, las infecciones bacterianas provocan dolor y la formación de abscesos en los sitios de la inyección.

• Se ha reportado que en dosis altas, estas sustancias incrementan la irritabilidad y la agresividad. Bajo su influjo, algunas personas incurren en actos agresivos, como altercados, peleas, robos a mano armada, hurtos, vandalismo o violaciones de domicilios, esto puede ser resultado de cambios hormonales secundarios. En estudios encontraron que entre altas dosis de esteroides y un incremento en los sentimientos de irritabilidad y agresividad, aunque todavía no se han logrado determinar los mecanismos precisos por medio de los cuales los esteroides contribuyen a la violencia y los trastornos conductuales. En estudios recientes en animales muestran un aumento en la agresividad después de que se les administran esteroides. También se ha encontrado que no todos los esteroides tienen estos efectos.

• El abuso de los esteroides puede ocasionar adicción, aunque aún no se sabe en que porcentaje, cuáles esteroides y en qué tipo de consumidores. Al igual que ocurre con cualquier otra droga, cuando se dejan de usar los esteroides suelen provocar síndrome de abstinencia, como cambios en el estado de ánimo, fatiga, insomnio, desasosiego, pérdida de apetito, disminución del deseo sexual y deseo vehemente de seguir usándolos. El síntoma más peligroso es la depresión, porque a veces lleva a intentos de suicidio. Sin tratamiento, los síntomas depresivos asociados con la abstinencia de los esteroides anabólicos llegan a durar un año o más después de haber dejado de consumirlos.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: