Formas y maneras de dejar de fumar el tabaco

Recomendaciones para dejar de fumar. El tabaquismo es un hábito dañino para la salud. El humo contiene sustancias nocivas y peligrosas como la nicotina y el alquitrán, que pueden producir bronquitis, enfisema y cáncer pulmonar, entre otras enfermedades que produce el fumar. Por ello, dejar de fumar, es una sabia decisión que su cuerpo se lo agradecerá.

Anuncios:

Ayuda para dejar de fumar tabaco:



Cómo abandonar el cigarrillo• Seleccione un día para dejar de fumar. Coméntelo en su familia, amigos y conocidos para que colaboren en su decisión.

• No se argumente a sí misma “nunca más voy a fumar”. Adopte el reto diario y recuerde cada mañana las razones por las que le conviene dejar de hacerlo.

• Retire de su vista todos los ceniceros, tabaco y mecheros que puedan tentarle.

• Tenga a mano chicles sin azúcar, fruta, agua...

• Manténgase ocupada y activa. Haga más ejercicio.

• Identifique y evite en la medida de lo posible las situaciones que le animan a fumar.

• Si falla y vuelve a fumar, no se desanime y siga intentándolo. No pasa nada.

• Pida ayuda farmacológica o psicológica a su médico. Él puede orientarle.

• Puede sentir irritación, ansiedad e incluso náuseas y tos. Es normal y desaparecerán en varias semanas.

• Recuerde constantemente las ventajas de dejar de fumar.


Ventajas de dejar de fumar:



• Minimiza las probabilidades de tener ataques al cerebro, cáncer y enfermedades del corazón o de los pulmones.

• Desaparece la tos de fumador.

• Ayuda a respirar mejor.

• Hace que su pelo y su ropa huelan mejor.

• Mejora el sentido del gusto y del olfato.

• Mejora la salud de su piel.

• Su presión se estabiliza.

• Tendrá mejor rendimiento físico.

• Se ahorrara mucho mucho dinero.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: