Porqué nos hacemos viejos

¿Por qué envejecemos? Es una pregunta difícil. Nadie puede decir con precisión por qué. Sin embargo, los investigadores de todo el mundo están cuestionando lo que antes era incuestionable el hecho de que envejecemos y morimos, y no hay más. Esto significa que la vejez, al menos como la entendemos, no es algo que merezca poca atención.


Explicación del envejecimiento

Explicación del envejecimiento:



• Veamos la principal teoría sobre la vejez, llamada la "teoría de radicales libres". Suena muy científica, pero en realidad no es tan complicada.

     » El modo más fácil de entenderlo es pensando en la oxidación del acero. El acero, al igual que todo lo demás, incluyendo al cuerpo humano, está hecho de moléculas, que a su vez están hechas de átomos, y cada uno de los átomos tiene lo que se llama un núcleo. (tenga paciencia, no se desespere.)

     » Alrededor de ese núcleo, los electrones giran en órbita, de forma similar al sistema solar. El villano en la teoría de los radicales libres es la molécula de oxígeno. Para ser estable, una molécula de oxígeno debe tener dos electrones. Si solo tiene un electrón, o si tiene tres, se vuelve sumamente inestable, y se llama radical libre en ambos casos.

     » Si tiene solamente un electrón, se dispara en una búsqueda frenética para hallar un donante. Si tiene tres, entonces la molécula enloquece, buscando dónde dejar el que le sobra. En cualquiera de los dos casos eso significa problemas.

     » La molécula de oxígeno inestable, es altamente reactiva y por esto tiende a combinarse con cualquier molécula estable. El ceder o el quitarle un electrón, estabiliza a la molécula de oxígeno, pero desequilibra, daña o incluso destruye al donante o al receptor.

     » El resultado en el acero es el óxido (ese polvo color café). ¡El resultado en su cuerpo es la vejez!

• Ahora bien, en el cuerpo humano los radicales libres (esas moléculas enloquecidas con un electrón de menos o de más) son el resultado natural de comer, respirar y gastar energía.

• La mayor parte del tiempo son inofensivos, en tanto su cuerpo mantenga el control de todo el proceso.

• Pero cuando pierde el control, estos radicales libres dañan las membranas de las células, atacan nuestros cromosomas y el DNA (las estructuras químicas más básicas de nuestro cuerpo), causan mutaciones que provocan el cáncer, o simple y llanamente matan las células de nuestro cuerpo.

• Del mismo modo atacan las proteínas en el cristalino del ojo, opacándolo y causando cataratas, otra maldición de la vejez.

• Los radicales libres también pueden oxidar (quitar electrones) al así llamado colesterol "malo" en las arterias, creando una placa que obstruye el libre flujo de la sangre y provoca una embolia o un ataque cardíaco.

Anuncios:

Cómo prevenir el envejecimiento prematuro:



• Pero, y aquí vienen las buenas noticias, de la misma manera que puede impedir que su auto se oxide, con un poco de ayuda también puede hacer "inoxidable" su cuerpo. O para ser más precisos, con la ayuda que usted le dará, su propio organismo se "hará" inoxidable por sí solo.

• ¿Cómo lograrlo? Valiéndose de lo que se conoce como los "interceptores de radicales libres", que se llaman más comúnmente antioxidantes.

• Estos chicos buenos operan de dos maneras:

     » Ya sea interceptando a los chicos malos antes de que puedan hacer su repugnante trabajo.

     » O bien acudiendo al sitio y arreglando el daño posteriormente.

• Es importante recordar que sin los antioxidantes, el cuerpo humano no duraría ni cinco minutos en nuestra atmósfera, tan rica en oxígeno. Son absolutamente indispensables para la vida como la conocemos.

• ¿Dónde se consiguen estos chicos buenos? Es fácil.

     » Todos ellos se encuentran en la comida. Algunos alimentos están llenos de antioxidantes.

     » Otros, en cambio, contienen ingredientes vitales que permiten que nuestro cuerpo fabrique antioxidantes.

     » Existen miles y miles de antioxidantes, y lo mejor es que cada día se van descubriendo más.

• La comida, desde luego, también es fuente de proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales y fibras.

• Asimismo, todas estas sustancias juegan papeles vitales en la tarea de conservarnos jóvenes.

• Así que los alimentos son la clave. Pueden matarlo antes de tiempo o bien mantener su juventud por más tiempo del que se pueda imaginar.


No se olvide de hacer ejercicio contantemente.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: