Qué hacer si mi hijo pequeño se muerde las uñas

Morderse las uñas es una manía muy perjudicial, ya que además de deformar y afear los dedos, puede llegar a producir infecciones. Si su hijo tiene este problema, trate de averiguar el por qué. Seguramente hay algo que lo ha impresionado o que no entiende bien y lo pone nervioso.


Consejos para dejarse de morder las uñas

¿Qué hacer si se muerde las uñas?



• Cuando lo vea mordiéndose las uñas, quítele la mano de la boca con cariño, diciéndole que no debe hacerlo.

• No le prometa darle algún regalo cuando se esté mordiendo las uñas, ya que lo único que logrará es reforzar su mala conducta. En cambio, puede pactar con él una recompensa, si consigue estar unos días sin mordérselas. En cualquier caso, si ve que su pequeño lleva unos días controlando esta manía, celebre su logro. Sus palabras de elogio le darán optimismo para reforzar su autoestima y la confianza en sí mismo, y serán un estímulo para que aprenda a controlarse.

Anuncios:

¿Si aún lo sigue haciendo? ¿Qué hago?



• Si a pesar de sus palabras y sus advertencias su hijo sigue mordiéndose las uñas, no lo regañe, no se enoje con él.

• Piense que igual que su pequeño se muerde las uñas, porque está nervioso, no porque quiera fastidiarle. Y si a su nerviosismo le une su reprobación, se sentirá más inquieto aún y le costará más superar su mal hábito.

• Para corregir a los niños, siempre es mejor reforzar su actitud positiva y no centrarse en su comportamiento negativo.


¿Lo que no debe hacer para dejar de morder las uñas?



• No debe avergonzarlo delante de sus amigos o de los familiares, pues esto es algo que aumentaría su malestar.

• Asimismo, si usted de igual forma tiene esta mala costumbre, nunca lo haga en su presencia y procure superarlo cuanto antes. Si no, su hijo no entenderá por qué le pide que no lo haga.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: