Tipos de fatiga en el cuerpo

No todos los cansancios o fatigas presentan el mismo cuadro o los mismos síntomas. A continuación los tipos de fatiga más comunes.


Fatiga Pasajera o general:


Cuáles son los tipos de fatiga• Aparece al final del día pero también cediendo después de una noche de sueño.

Síntomas de fatiga pasajera: Somnolencia, ganas de reposo, bostezo, ojeras y otros cambios del rostro.


Fatiga Aguda:


• Es consecuencia de un largo periodo de esfuerzo y necesita de una reducción del horario de trabajo, es decir unos días de reposo o de vacaciones.

Anuncios:

Síntomas de fatiga aguda: Nerviosismo, cambios de humor irracionales, pesadez corporal, contracturas musculares, sensación de ahogo, taquicardia o trastornos de la diuresis, ganas más o menos frecuentes de orinar.


Agotamiento:


• Es el estadio extremo de la fatiga.
• Aparece cuando las reservas personales, se agotan tras periodos de trabajo físico o intelectual muy intenso, o bien debido a un accidente.
• Necesita medicación, reposo y a veces, hasta hospitalización.

Síntomas del agotamiento: Todos los síntomas de la fatiga aguda, pero más acentuados, estados de confusión, hipersensibilidad, e incluso desnutrición.


Fatiga crónica:


• Se relaciona con una situación estresante.
• No cede al reposo y exige un retorno a un ritmo de vida más equilibrado.
• En caso de hiperactividad suele existir un problema subyacente del que se huye a través del trabajo.

Síntomas de fatiga crónica: son muy variados, desde dolores musculares que suelen cambiar de localización hasta opresión torácica, el diagnóstico es difícil, los análisis y as radiografías no descubren nada a pesar de que los síntomas permanecen. Puede haber somatizaciones, palpitaciones, dolores gástricos, úlceras, cólicos, hipertensión, etc.


Fatiga Estacional:


• Suele presentarse en los meses de invierno y se debe, en gran parte, a la falta de luz solar.

Síntomas de fatiga estacional: somnolencia, apetito exacerbado y ánimo triste.


Fatiga Psicológica:


• Esta unida a problemas afectivos, provenientes de la dificultad para comunicarse o adaptarse al entorno.
• La ayuda médica puede ser necesaria junto a un apoyo psicológico.

Síntomas de fatiga psicológica: Desinterés por la vida, sufrimiento, depresión, ideas de suicidio. En la mayoría de estos casos los nervios y la musculatura muestran interrelación.

La tensión psíquica, permanente se manifiesta con tensiones musculares y a la inversa, una excesiva actividad muscular suele causar un agotamiento de las células nerviosas, que pueden conducir un caso extremo, a la fatiga psicológica. Por su parte, el estrés y las emociones negativas aumentan el gasto energético del organismo, tanto a nivel físico como psíquico.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: