Tratamiento de la bulimia y anorexia

El diagnóstico de anorexia y bulimia no es difícil, lo realmente difícil es el tratamiento, dadas las implicaciones individuales, familiares y sociales del síndrome.

Se han ensayado muchos tratamientos en los pacientes anoréxicos: psicoterapia, terapia comportamental, medicamentosa, hiperalimentación, terapia familiar, etc....

Tratamientos para combatir la anorexiaLos objetivos más importantes del tratamiento son la corrección de la malnutrición y la resolución de las disfunciones psíquicas del paciente y su familia. El fracaso en la solución de estos problemas a corto y largo plazo puede abocar al fallo terapéutico.

Anuncios:

En qué consiste el tratamiento de la bulimia y anorexia




El tratamiento de bulimia y anorexia generalmente consiste en:



• Psicoterapia individual, de grupo y/o familiar.
• Orientación nutricional.


Se debe establecer un plan a seguir bajo supervisión de un terapeuta, este establecerá unas bases para el buen fin del tratamiento:

a) Voluntariedad en llevar una pauta de tratamiento.
b) Disciplina en las dietas, y con las hospitalizaciones si son necesarias.
c) Control de peso en los objetivos proyectados.
d) Hacer una vida social normal.
e) Regularidad en las consultas individuales o familiares.
f) Control médico.
g) Fortalecer la personalidad.
h) Confianza en el entorno familiar.
i) Confianza con su terapeuta.

La recuperación se basa en la adquisición de hábitos alimenticios estables, la reinstauración del ciclo menstrual normal y el logro del grado necesario de madurez para no dejarse influenciar por los dictámenes de la moda.


El tratamiento más eficaz es el llamado cognitivoconductual por parte de un equipo médico multidisciplinario (médicos, enfermeras, psicólogos...) con el apoyo de la familia.

Los profesionales que tienen que hacerse cargo de estos enfermos son psiquiatras especialistas que tienen un equipo multidisciplinario. El tratamiento inicial lo hace el grupo entero y más adelante pueden ocuparse los diferentes profesionales individualmente. Únicamente se aplica un tratamiento farmacológico si hay patologías añadidas, como depresión.

Una parte importante del tratamiento supone adquirir conductas de alimentación adecuadas.

La familia siempre tiene que dar apoyo al equipo medico. Su desconfianza es muy negativa para el enfermo. La familia tiene que colaborar y solicitar a los profesionales aclaraciones sobre el desarrollo del tratamiento y en que pueden ayudar.


Si se ha decidido ya establecer un tratamiento completo para ayudar a la enferma, se deben tomar en cuenta los siguientes puntos: La psicoterapia individual o en grupos.

• La teoría cognitiva pretende explicar cómo y porqué se produce un determinado comportamiento o pensamiento, de dónde surge un sentimiento o una emoción determinados y que fenómenos intervienen en este proceso, lo cual ayudara a detectar en un principio cómo se siente la enferma y por dónde hay que empezar.

El tratamiento psicológico ayuda a estas personas a percibir las situaciones de una manera positiva y no condicionada por su físico.

Medidas dietéticas.



• Normas y pautas sobre la alimentación y los hábitos alimenticios.
• Hay que ensenar al enfermo la manera de alimentarse.
• Por eso hay que seguir unas pautas para una correcta alimentación.


Tratamiento farmacológico



• En principio sólo se habla de tratamiento farmacológico en la bulimia nerviosa, ya que en el tratamiento de la anorexia nerviosa no suelen usarse fármacos.

• De todos los modelos de tratamiento farmacológico los que han resultado más efectivos han sido los antidepresivos.

• Estas sustancias actúan reduciendo la frecuencia de las hartadas y los vómitos y mejoran la depresión, si es que hay, en la paciente.

• Los antidepresivos con que se han obtenido mejores resultados, si se valora la efectividad, los efectos secundarios y la calidad de vida, son los IRSS, sustancias que inhiben la captación de una sustancia que se encuentra en el cerebro llamada serotonina.


Corresponde al médico psiquiatra el diagnostico del estado físico y mental de la persona enferma y, según el resultado, aconsejará un tratamiento ambulatorio o su ingreso en un hospital o clínica. El tratamiento en ambos casos tiene como objetivo corregir las anomalías metabólicas que ya se hayan causado, normalizar cuidadosa y progresivamente la alimentación y peso de la persona enferma, y tratar los trastornos físicos y mentales que existan; todo esto se deberá acompañar de tratamiento psicoterapéutico.

La familia y personas íntimas de la enferma también deben recibir orientación y ayuda.

La duración del tratamiento es variable, pudiendo oscilar entre 2 y 4 años, o más cuando a la anorexia se asocian otras perturbaciones psiquiátricas tales como trastornos de personalidad, depresiones, obsesiones, fobias, etc.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: