Cómo comer sano sin engordar

Las reglas que se deben seguir son muy simples para poder beber y comer sano sin temor a engordar.


Come sano y adelgaza:



Cómo comer bien sin subir de peso• Comer dos comidas diarias en las que el plato principal no sea muy alto en proteínas (carne, pescado, pollo, huevos, queso o semillas de girasol mezclados en ensalada). Una ensalada fresca, verduras y frutas. Alrededor de estos alimentos puedes variar hasta el cansancio y se tendrá así un menú que ayuda a su proceso digestivo y asegura el consumo de proteínas, minerales y vitaminas esenciales.

• Usar solo aceite y vinagre con las ensaladas.

• Comer y beber despacio. Este es el consejo más práctico para asimilar la 3 comida y que ésta no engorde y es lógico: Si se traga la comida, termina antes y se sentirá tentación de repetir.

Anuncios:

• De nada sirve comer suficiente proteína si los ácidos digestivos están debilitados y no pueden digerir las proteínas.

Prepáralos antes de enviar alimentos al estómago. ¿Cómo? Empezar siempre las comidas con fruta, jugo de frutas, consomé o una taza de sopa de verduras o carne. Cuando este tipo de alimento llega al estómago antes de la comida, causan que cierto grupo de células en el estómago produzcan una hormona llamada secretín que va directamente a la corriente sanguínea y riega todos los órganos, incluyendo las glándulas en la parte superior del estómago.

• En un cóctel, comer aceitunas, corazones de alcachofa o quesos en lugar de papas fritas o bocaditos fritos.

• Cuando se esta invitada (o) y no se puede elegir la comida, disfrute de ella, pero coma menos cantidad. El gusto de comer está en el paladar, no en la cantidad.

• Si esta a dieta, no anunciarlo. Nadie lo notara si se está en silencio y tampoco se encontrará quién quiera obligar a comer "solo por hoy".

• Tratar de interesarse más en la conversación. No ser una de las personas que tiene la mirada en la puerta por donde van a aparecer las bandejas.

• Antes de salir para una fiesta, tomarse una taza de consomé para matar un poco el hambre y no caer como una epidemia sobre la comida.

• Tratar de no envidiar a los que comen más y no ganan peso. Mucha gente delgada puede hablar mucho de lo que comen, pero si se les sigue la pista, a lo mejor la cantidad total que comen durante el día no es tanta.

• Jamás saltarse una comida. Es necesario, para adelgazar, comer a menudo y poquito, cada digestión trae consigo un gasto de calorías; además, comiendo varias comidas diarias, no se tendrá hambre.

• No comer más de dos platos por comida: una carne (o collo, o huevos) con alguna verdura, más un postre.

• Suprimir el pan dulce, que es demasiado rico en carbohidratos y azúcar.

• No beber nada durante las comidas, pero entre ellas, consumir ocho vasos de agua diariamente.

• Pensar en las calorías que tiene el alcohol.

• Usar la sal con moderación.

• Usar el azúcar moderadamente: el organismo sufre más con el exceso de azúcar que con el de grasa. El azúcar es un enemigo principal.

• Finalmente, si se come algo que no se debe comer o que es muy engordador, disfrutarlo. Una vez que la comida entra en la boca, es inútil sentirse culpable; por lo menos, darse el gusto de disfrutarlo. La comida debe ser algo placentero.


Beber sin engordar:



• Es bueno saber que muchas bebidas son tan engordadoras como los alimentos sólidos y como quien toma algo, generalmente no se detiene en una copa o vaso, las calorías que se consumen así pueden pasar desapercibidas.

• Desde luego, es bueno saber que toda bebida, la soda o las bebidas comerciales no calóricas, excepto el agua, tienen calorías, sea por los carbohidratos o por el alcohol que contienen.

• Y se debe recordar que las que tienen dos fuentes calóricas, como por ejemplo, coñac y ginger ale o los cócteles, son mucho más engordadoras.

• Unos ejemplos son la cerveza con 120 calorías, la champaña 125 calorías, vermouth 146 calorías.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: