Qué alimentos son buenos para el corazón

A continuación los mejores alimentos cardiosaludables que cuidan y previenen las enfermedades del corazón.


Alimentos que previenen enfermedades del corazón:




Alimentos buenos para el corazón

Ajos y cebollas para el corazón



• Pocos alimentos han sido tan estudiados como el ajo y las cebollas, pero gracias a ellos podemos confirmar que su consume regular reduce el riesgo de trombosis, la tensión arterial y los niveles malos de colesterol.


Brócoli para el corazón



• El acido fólico y otros tipos de vitamina B tienen efectos benéficos en las personas que padecen de enfermedades del corazón.
• Especialmente en aquellas con defectos congénitos. Pero además, estas sustancias pueden protegernos contra las fracturas de huesos en personas que padecen osteoporosis.

Cereales integrales para el corazón



• Los cereales integrales contienen hidratos de carbono, aceites saludables, proteína, fibra, vitaminas B y E y minerales como calcio, magnesio, potasio, hierro y cobre.
• Sin embargo, cuando se refinan para obtener harinas blancas, la mayoría de los nutrientes esenciales se pierden en ese proceso. Por tal motivo, si va a consumir pan, procure que sea integral, ya que tiene la maravillosa capacidad de regular los niveles de estrógeno en el organismo a través de sus fitoestrógenos, su fibra y sus altos niveles de vitaminas E y B.
• Además, la fibra que contienen los cereales integrales previene el estreñimiento y reduce de forma considerable los niveles de colesterol malo (LDL).


Cerezas para el corazón



• Al igual que algunos alimentos bajos en grasas y ricos en proteínas nos ayudan a mantener un corazón sano.
• Estudios recientes han confirmado que una fruta tan pequeña como la cereza, también nos ayuda a cuidar nuestro órgano vital. Y no es para menos, pues además de ser una fruta baja en calorías, que se convierte en un ingrediente exótico en la cocina, también nos ayuda a prevenir ciertas enfermedades como el cáncer y los padecimientos cardiacos.
• Con la ayuda de la ciencia, pudimos conocer que la cereza reduce los riesgos de gingivitis, úlceras, padecimientos cardiacos y cáncer.
• Pero, ¿cuál es la mejor forma de consumirlas? Esta fruta además de ser deliciosa, es muy combinable con diversos alimentos. Por ejemplo, podemos tomarla en jugo, aunque debido a su sabor acido, tiene que ser combinado con licores. También podemos consumirlas en salsas, que se pueden acompañar con pavo o postres. Y por último, lo podemos hacer cuando la fruta esta seca, acompañándola con panqués, pasteles o galletas.

Anuncios:

Coles para el corazón



• Las coles contienen beta-caroteno, vitaminas C y E, que son antioxidantes. Esta comprobado que estas sustancias ayudan a bloquear la acción de las cancerígenas, además de que nos permiten bombear la sangre.


Fibra para el corazón



• La fibra ayuda a prevenir enfermedades del corazón porque facilita la excreción de de ácidos biliares con colesterol. Por ello, no dude incluir una dieta alta en fibra y baja en grasa, con lo que disminuirá las concentraciones sanguíneas de colesterol, al mismo tiempo que desaparecerán los riesgos de enfermedades cardiovasculares.


Jitomate para el corazón



• El secreto del tomate se oculta en el pigmento que le da su color rojo: el licopeno. Este colorante natural forma parte de la familia del beta-caroteno, anti-oxidante, cuyo papel es combatir el efecto de los radicales libres responsables del deterioro celular que conducen al envejecimiento y las enfermedades relacionadas a este proceso.
• Estudios recientes coinciden en que tasas altas de licopeno en el organismo están relacionadas con un menor riesgo de infartos y cánceres.


Lechuga para el corazón



• Las lechugas entre mas verdes sean, mas contenido de acidó fólico poseerán. Esta sustancia además de prevenir defectos congénitos en el feto, se ha descubierto que los folatos reducen el riesgo de Alzheimer, cánceres e infartos.
• Dependiendo de la cantidad de pigmento, las lechugas son una fuente útil de beta-carotenos (antioxidantes). Pero además, la escarola es buena fuente de hierro; la morada aporta ácidos grasos Omega-3; la endibia, la escarola, y las lechugas amargas estimulan la digestión y favorecen el sueño.

Manzana para el corazón



• Una manzana al día aleja al médico de la casa, dicen los ingleses. Y es que la manzana concentra 11 vitaminas que refuerzan nuestras defensas. Pero además, los estudios han comprobado que la manzana es una rica fuente de fito-químicos antioxidantes.
• Los distintos tipos de fibra que contiene la hacen recomendable para el estreñimiento o la diarrea. La manzana absorbe el agua de los intestinos, estimula el tránsito intestinal y absorbe el colesterol malo, por lo que protege al corazón.


Naranja para el corazón



• Se sabe que la vitamina C evita la oxidación del colesterol "malo" (LDL); que es necesario para fabricar colágeno, indispensable para una piel sana; que fortalece los capilares y hasta evita la formación de cálculos renales.
• Las naranjas también son ricas en beta-caroteno (un potente antioxidante), contienen pequeñas cantidades de vitaminas del grupo B y son las frutas que más calcio tienen.
• Además, los tegumentos entre los gajos, ricos en pectina, disminuyen los niveles de colesterol en la sangre. Por tal motivo, procure incluir dos naranjas en su dieta diaria, aunque no lo haga por la mañana, de preferencia que sea después del mediodía.


Nueces para el corazón



• Por su riqueza en calorías, algunas personas las suprimen de la dieta. Sin embargo, decenas de estudios califican las nueces de "alimentos para la longevidad".
• Fuentes de los preciados acido linoleico (aceites esenciales Omega-3 y Omega-6), las nueces y almendras contienen además proteínas, vitaminas A, D, E y minerales como calcio, potasio, magnesio, hierro, cobre, cinc y fósforo. Añadiendo apenas 25 g de nueces a la dieta se duplica el aporte de vitamina E, la vitamina "anti envejecimiento", implicada en el buen funcionamiento del sistema cardiovascular.
• Además de mantener la suavidad de la piel, los aceites esenciales son necesarios para formar todas las membranas celulares. Así como también actúan como precursores de prostaglandinas, que regulan el tono muscular, reduciendo el riesgo de infartos.


Papas para el corazón



• Aunque se consideran dañinas, las papas al horno son una excelente fuente de potasio, que ayuda a mantener el equilibrio de líquidos y electrolitos y regula la tensión arterial. Pero además, las papas contienen vitamina C, aunque no debe exceder su consumo.


Pescado azul para el corazón



• Sus proteínas equivalen a las de la carne; contiene vitamina B12 (esencial para un sistema nervioso sano) y yodo (necesario para que la tiroides funcione bien).Pero lo que más nos interesa son los ácidos grasos poliinsaturados (PUFA, por sus siglas en ingles) Ome-ga-3 del pescado.
• Y es que hoy en día, sabemos que los PUFA son la causa de que las poblaciones donde se consume el pescado tengan menos infartos. Esto debido a que los Omega-3 evitan la formación de coágulos y aumentan la elasticidad de las arterias, con lo que previenen infartos de corazón y cerebrales.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: