¿Porqué es importante hacer ejercicio físico?

Cuáles son los beneficios de hacer ejercicio. Asistir a un gimnasio, practicar algún deporte para alcanzar un peso ideal, mantenerse en buena forma y mejorar la salud, son los beneficios de hacer ejercicio que comúnmente oímos y leemos en todas partes. Pero no son todas, aun hay más ventajas y beneficios que en este sitio compartimos contigo.

¿Porqué es bueno hacer ejercicio?

Beneficios de practicar ejercicio




El ejercicio es divertido


• Caminar, nadar, correr, andar en bicicleta, bailar, hacer senderismo, aeróbic o Pilates... Las opciones para mantenerte en movimiento son numerosas. Sólo es cuestión de probar hasta encontrar la que te haga sentir mejor.


El ejercicio mejora la circulación


• La actividad física regular beneficia la circulación, ya que los músculos al contraerse actúan como "corazones periféricos" que comprimen las venas y empujar la sangre hacia la parte superior del cuerpo.

El ejercicio sólo necesitas media hora


• Para beneficiarte del ejercicio, basta con 30 minutos de actividad moderada al día, principalmente aeróbica: aquella en que intervienen grandes grupos musculares con intensidad media y rítmica. Aunque si lo que quieres es reducir peso, no te engañamos, tendrás que dedicarle algo más de tiempo e incrementar ritmo e intensidad.


El ejercicio es estimulante


• ¿Tu excusa es que estás demasiado cansado para moverte? El ejercicio no es un obstáculo para los estudios o el trabajo si no un estimulo, porque al entrenar te relajas y despejas, y vuelves a tus actividades cotidianas con más concentración y lucidez.


El ejercicio reduce el apetito


• La actividad física a un ritmo moderado no sólo no aumenta las ganas de comer, sino que en algunas situaciones las disminuye, sobre todo en las personas obesas, más que en las que tienen un peso normal.


El ejercicio libera endorfinas


• Son unas sustancias hormonales que segrega el cerebro: unas "bombas químicas" que además de aumentar el bienestar y la vitalidad, combatir el estrés y aliviar el dolor, elevan las defensas naturales del organismo.


El ejercicio reduce tu riesgo cardiovascular


• La práctica regular de ejercicio moderado reduce las posibilidades de sufrir un infarto o un ataque cerebral, y ayuda prevenir las distintas dolencias del corazón y los vasos sanguíneos, al actuar sobre todos los factores de riesgo como la hipertensión, el colesterol elevado o el sobrepeso.


El ejercicio te protege del cáncer


• Aumenta la evidencia de que la acumulación excesiva de grasa corporal puede favorecer la aparición de algunos tipos de tumores, como los de colon, próstata y mama, debido a mecanismos hormonales, entre otros.

Anuncios:

El ejercicio elimina las "llantitas"


• Los ejercicios o deportes que requieren un trabajo más intenso o especifico de los músculos del abdomen y la cintura, ayudan a eliminar las concentraciones adiposas en esa zona, consideradas las de más alto riesgo cardiovascular.


El ejercicio mejora tu ánimo


• La actividad física es una vacuna natural para los tres desarreglos que provocan más consultas a los psicólogos: ansiedad, estrés y depresión. El ejercicio se incluye cada vez en los tratamientos de las tres, junto a la psicoterapia y los fármacos.


El ejercicio eleva tu autoestima


• Al aumentar tu agilidad, hacer que te canses menos, y luzcas un aspecto más juvenil, unos músculos más tonificados y un cuerpo más atractivo, te sentirás más segura y a gusto ante el espejo y los demás.


El ejercicio mejora tu vida sexual


• Además de ayudar a irrigar mejor la zona pélvica, previniendo las disfunciones sexuales en la mujer y el hombre, la gimnasia fortalece la musculatura de la zona y alivia las tensiones que pueden llegar a bloquear el orgasmo.


El ejercicio es lo mejor contra la obesidad


• La actividad física aumenta el consumo de calorías tanto durante la práctica del ejercicio como horas después, al aumentar la tasa metabólica basal: el consumo calórico del cuerpo cuando está en reposo.


El ejercicio fortalece el sistema óseo


• Además de robustecer tus músculos, cartílagos, ligamentos y tendones, que es la función principal del ejercicio, ayuda a reducir la pérdida de masa y de mineralización óseas relacionada con el paso de los años o la osteoporosis.

El ejercicio regenera tu cuerpo


• Lo logra de dos maneras: al aumentar el funcionamiento cardiovascular y respiratorio mejora el aporte del oxigeno y los nutrientes que llegan a los tejidos, y, por otra parte, favorece la eliminación de toxinas a través de transpiración.


El ejercicio aleja la diabetes


• El ejercicio contribuye a normalizar el nivel de glucosa en la sangre, atenúa la resistencia a la insulina y reduce la necesidad de medicación en las personas que padecen diabetes. En cuanto a las personas con prediabetes, puede retardar o incluso llegar a evitar la aparición de la dolencia.


El ejercicio te concentras y piensas mejor


• El entrenamiento no solo fortalece la psique y la encamina naturalmente hacia direcciones positivas, sino que además, al aumentar la circulación cerebral, hace que estés más despierta y mejore tu actividad intelectual.


El ejercicio vivirás más y mejor


• El ejercicio físico moderado "rejuvenece" el sistema inmunológico y lo activa frente a las enfermedades, la degeneración celular y las infecciones, lo cual te facilita una mayor esperanza de vida y más saludable.


El ejercicio facilita un descanso reparador


• Ejercitarse permite conciliar el sueño antes y más profundamente, siempre que no se haga poco antes de acostarse, porque la practica prolongada o intensa de deporte en las últimas horas del día puede alterar el sueño.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: