Ventajas y desventajas del parto en el agua

Ventajas de tener un parto en el agua:




Para la mamá

• Aporta relajación, analgesia y un periodo de recuperación menor a las 24 horas.

• Beneficia la evolución del trabajo de parto.

• Facilita la distensión de músculos.

• Bajo el agua se tiene mayor libertad de movimiento y se puede adoptar la postura que le resulte más cómoda y fácil durante el trabajo de parto.

Anuncios:

Para el bebé

• La transición para su hijo es más llevadera, pues al salir de su cuerpo se encuentra con un ambiente muy parecido en el que estuvo por nueve meses.


¿Cómo es el parto en el agua?

¿Qué desventajas tiene el parto en el agua?



• Se dice que propicia infecciones en el bebé, y qué este aumenta su riesgo de fallecer.

• En general, los médicos que lo practican afirman que los riesgos son exactamente los mismos que en un parto tradicional.


¿Cómo es el parto en el agua?



• Se ingresa a la tina (con agua a 37 °C) cuando la dilatación vaginal es de 7-8 cm.

• Desde entonces hasta terminar el periodo expulsivo pueden transcurrir dos horas, tiempo durante el cual se utiliza un equipo sumergible para vigilar el estado del bebé.

• Tras el alumbramiento se abandona la tina y se expulsa la placenta.


No se recomienda en casos de:



• Tener la pelvis estrecha y el bebé es grande.

• Haber tenido una cesárea previa.

• Cuando el trabajo de parto no progresa.

• Cuando la placenta está implantada cerca o sobre el orificio del cuello uterino.

• Cuando la cabeza del bebé no está en dirección al canal de parto.

• Cuando hay infecciones vaginales.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: