Enfermedades contraídas por sentarse en baños públicos

Son más los temores que se tiene por entrar a un baño público, que las enfermedades que realmente se puedan contraer. Aunque es bien cierto, que en los asientos de los baños públicos se pueden encontrar bacterias y gérmenes, el porcentaje de contagio es raro.

Anuncios:

Enfermedades que se trasmiten por el uso de baños públicos:



Riesgos y enfermedades por contagio por usar baños públicos
Riesgos y enfermedades por contagio por usar baños públicos
• Se puede adquirir foliculitis o infección superficial de la piel, siempre y cuando se tenga alguna pequeña laceración en la piel de las piernas o glúteos, pero no representa ningún riesgo para la salud.

• Pero en cuanto a enfermedades de transmisión sexual como el sida, hepatitis B, herpes, papiloma, gonorrea, sífilis y clamidia, su contagio es prácticamente imposible. Si una persona infectada con alguna de estas enfermedades, dejará semen, secreciones vaginales, sangre o saliva en el asiento del baño, tendría que dejar una cantidad enorme para que hubiera la probabilidad de contagiar a alguien más, y aun asi la probabilidad es remota, ya que este tipo de microbios y bacterias sobreviven muy poco tiempo fuera del cuerpo humano, y aparte la segunda persona tendría que tener una herida en los muslos, glúteo o pierna para que el virus o la bacteria pudiera entrar. Estos no pueden atravesar la piel sana.

• En cuanto a los piojos del pubis o ladillas, si bien sobreviven varias horas fuera del cuerpo su contagio es por medio del contacto íntimo directo, es decir, de piel a piel.

• Asimismo, es difícil adquirir infecciones de vías urinarias por sentarse en una taza pública.

Recomendaciones al entrar a un baño público



• Siempre lleve papel higiénico.

• Trate de buscar el baño más limpio.

• No necesariamente, pero si quiere cubra el asiento del baño con papel higiénico.

• Nunca ponga nada en el suelo. Como bolsos o carteras.

• Lavarse siempre las manos. Si hay jabón de barra mejor no lo use, de ser posible cargue siempre un jabón antibacterial. Tampoco se seque las manos en toallas de tela. Lavarse la manos es muy importante, ya que al tirar de la cadena o abrir la puerta del baño, ambos son los lugares que más microorganismos concentran.

• Cuando baje la palanca de la taza tápela para evitar que las bacterias se proliferen. Esta sencilla medida, le ayuda a evitar enfermedades gastrointestinales o respiratorias.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: