¿Qué es el ayuno?

Definición de ayuno:



• Ayuno (lat. ieiunus). Privación alimenticia que obedece a causas diversas, más o menos voluntarias, cuyas consecuencias varían según que el ayuno sea absoluto o parcial.


Ayuno parcial y ayuno absoluto
Ayuno parcial y ayuno absoluto

Tipos de ayuno


Concepto de ayuno absoluto:



• En general, se practica por motivos religiosos o sociales (huelga de hambre) y determinando un adelgazamiento agudo, denominado experimental, ya que se realiza en situaciones (sobre todo psíquicas e higiénicas) distintas a las de un ayuno forzado.

• La disminución de peso es rápida: hasta el 9% del peso en los dos primeros días, aproximadamente el 5% al tercer día y el 15% en días sucesivos. Simultáneamente aparecen algunos fenómenos de adaptación: en efecto, en un primer momento, el hambre es aguda, pero luego disminuye; la sensación de sed, también muy intensa en los primeros días, desaparece; la frecuencia del pulso se hace menor; la temperatura corporal desciende y se estabiliza entorno a los 35° C; los procesos metabólicos disminuyen; aparece una cetosis debida a la carencia de glúcidos y se observan valores bajos de glucemia y de colesterolemia.

• Al cabo de diez días el individuo cae en un estado de postración, y si el ayuno absoluto continua, puede morir en un periodo más o menos largo, lo que depende de diversos factores, como el tiempo durante el cual se ha privado de bebidas (que reduce en gran manera las posibilidades de supervivencia), el estado de salud y de nutrición precedentes y la edad.

Anuncios:

¿En qué consiste el ayuno parcial?



• Esta forma de ayuno, denominada también inanición relativa, puede obedecer a motivos financieros o sociales, a carestías provocadas por calamidades naturales o endémicas, a acontecimientos bélicos o políticos, etc.

• El síntoma principal de la inanición es el descenso ponderal, que es mayor respecto a los casos del ayuno absoluto, pero de curso más lento.

• Desde el punto de vista biológico, el organismo, tras consumir rápidamente sus reservas de vive a expensas de los lípidos. Sólo en una segunda fase, una vez consumidas también las reservas lipídicas, el organismo debe recurrir a una auténtica nutrición endógena a expensas de los músculos y de los órganos. Desde el punto de vista clínico, esto se traduce por un notable adelgazamiento y una intensa astenia.

• A menudo se presenta un síndrome diarreico, provocado por la disminución del aporte de celulosa con la alimentación; la actividad física es muy reducida y lo mismo sucede con la intelectual, apareciendo trastornos psíquicos a menudo importantes.

• El esqueleto sufre una descalcificación más o menos intensa, que a veces puede alcanzar el cuadro extremo de la osteomalacia. Existe además una hipofunción de las glándulas endocrinas y aparecen síntomas de avitaminosis y edemas, debidos al déficit de proteínas. La desnutrición favorece además la aparición de complicaciones, como infecciones, tuberculosis y trombosis vasculares.

• Desde el punto de vista de recuperación orgánica, cuando el individuo ha llegado a un estado de desnutrición grave es muy difícil que se recupere por completo, puesto que se han perturbado las funciones y los equilibrios metabólicos. Y si la inanición ha alcanzado estados muy avanzados, puede llegar a ser irreversible.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: