¿Qué es el vértigo y qué lo produce?

Definición de vértigo:



A qué se debe el vértigo en las personas
A qué se debe el vértigo en las personas
• Vértigo (lat. vertigo, de vertere, girar). Particular sensación que se acusa subjetivamente después de una modificación de las relaciones entre el esquema corporal y el ambiente que lo rodea.

• Ya se sabe que estas relaciones se deben a determinadas reacciones reflejas, provocadas, a nivel del sistema nervioso central, por la integración de diversos estímulos (propioceptivos, auriculares, visuales), y que las causas que alteran estas relaciones son muchas.

• El vértigo auricular o laberíntico tiene carácter rotatorio; el sujeto tiene la sensación de que los objetos que le rodean giran a su alrededor (vértigo objetivo), o bien que gira el propio cuerpo y que el ambiente que le rodea está quieto (vértigo subjetivo). Por lo general, se asocian al vértigo alteraciones del equilibrio (caída, lateropulsión), manifestaciones vasomotrices y neurovegetativas (sudoración, náusea, palidez cutánea, vómito, hipotensión, miosis, hiperperistaltismo, bradicardia), acufenos y, a veces, hipoacusia; pero la consciencia se mantiene siempre íntegra.

Anuncios:

¿Qué es lo que causa el vértigo?



• Son numerosas las causas que pueden producir el vértigo: a cargo del oído externo, los tapones de cerumen; a cargo del oído medio, los procesos inflamatorios agudos y crónicos, los traumas y las fracturas del peñasco, el síndrome de Méniere y los síndromes menieriformes; a cargo de la vía acústica centrípeta, los neurinomas del acústico, la aracnoiditis cística pontocerebelar, las neuritis tóxicas e infecciosas de los nervios craneales (nervio acústico), los traumas craneales y los procesos patológicos de la región bulboprotuberancial (esclerosis en placas, tumores).

• Además, el vértigo puede tener su origen en intoxicaciones por fármacos (quinina, salicilato de sodio, estreptomicina, neomicina, cloroformo, arsénico, mercurio), en intoxicaciones profesionales o voluntarias (anilina, benzol, óxido de carbono, fósforo, plomo, azufre, cocaína, café, alcohol), en enfermedades dismetabólicas (diabetes, gota), en enfermedades discrásicas (insuficiencia hepática o renal), en enfermedades endocrinas (hipotiroidismo o hipertiroidismo), en enfermedades del aparato circulatorio (hipertensión, hipotensión, arterioesclerosis) y en enfermedades de los órganos hematopoyéticos (anemias), por estimulación simpática (síndrome de Neri-Barré-Liéou).

• Todas estas causas provocan modificaciones de presión o de composición de los líquidos laberinticos o estimulan directamente las vías nerviosas que llevan las informaciones desde los receptores vestibulares a los centros.


Tratamiento:



• Para la terapéutica del vértigo es necesario diagnosticar y curar las causas que lo determinan.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: