La obesidad afecta el hígado, la vesícula biliar y el riñón

Debido a cuando hay una cicatrización fibrosa y degenerativa del hígado provocando una disminución de la función hepática sobreviniendo una cirrosis y ésta es dos veces y media más usual en las personas obesas.

• Asimismo sobrevienen trastornos de la vesícula biliar, por la gordura.

• El 80% de estos trastornos denominados cálculos biliares se deben a los altos índices de colesterol, pues las fuertes concentraciones de este en la sangre obliga a depositarlas en los tejidos y los órganos del área.

• Estar gordo en exceso redunda en una tensión mayor y desproporcionado esfuerzo para los riñones originando una disfunción que se conoce como síndrome nefrótico.


Síndrome nefrótico

Los síntomas de este síndrome son:

• Fatiga generalizada
• Aparición de rastros de proteínas en la orina e hinchazón en los tejidos por la acumulación de liquido


Se recomienda

• Una reducción sustancial de las calorías y las proteínas.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: