Origen de la cirrosis hepática

Cualquier enfermedad crónica del hígado sobretodo por las causas del alcohol y la hepatitis viral, puede originar la formación de cicatrices y nódulos fibrosos que afectan amplias zonas del hígado. Una vez establecida, la cirrosis es permanente, pero su evolución puede detenerse si se elimina la causa. Si no se trata, la cirrosis es mortal.


Cuáles son las causas de la cirrosis

¿Qué es la cirrosis hepática?



• La cirrosis es una enfermedad hepática permanente y progresiva, que se caracterizada por la degeneración de las células del hígado.

• La Cirrosis origina una especie de tejido cicatrizal que dificulta el flujo de sangre a través del hígado, dando lugar a elevación en la tensión sanguínea en las venas abdominales, sobre todo en el extremo inferior del esófago, que se dilata y congestiona (varices esofágicas), y en el recto (hemorroides). Si estas venas se rompen, puede producirse una hemorragia interna grave y vómitos de sangre (hematemesis). Otras complicaciones de la Cirrosis son ictericia, coma, trastornos hemorrágicos, úlceras pépticas y acumulación de líquido en el abdomen (ascitis).

Anuncios:

¿Cuáles son las causas de la cirrosis?



• La causa más frecuente de la Cirrosis, es el abuso del alcohol.

• Otras causas son infecciones como hepatitis y colangitis; enfermedad autoinmune; algunas enfermedades hereditarias poco frecuentes (como enfermedad de Wilson y Hemocromatosis), y algunos medicamentos y productos químicos como el Tetracloruro de carbono.

• En ciertas regiones del mundo, las infecciones por virus o parásitos como los gusanos del hígado son las causas más frecuentes.


¿Cuáles son los síntomas de la cirrosis hepática?



• Entre los síntomas iníciales están debilidad, cansancio, pérdida del apetito, náuseas y vómitos de sangre, estreñimiento y diarreas.

• En la Cirrosis avanzada aparece Ictericia, rotura de vasos sanguíneos, hígado duro e hinchazón de abdomen y tobillos; algunos varones presentan aumento de volumen de las mamas, pérdida del vello pubiano y reacción testicular (que ocasiona impotencia).


Tratamiento:



• En las cirrosis debidas al alcohol, el único tratamiento es la supresión del mismo. En los casos muy avanzados el único tratamiento es el trasplante del hígado.

• En la causada por enfermedades autoinmunes, se ingieren corticosteroides y medicación inmunosupresora.

• Entre los cuidados especiales que son necesarios durante un periodo prolongado está una dieta rica en proteínas suplementada con vitaminas.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: