Qué hacer ante un paro respiratorio

Paro respiratorio, electrocución y shock. Es importante saber cómo actuar en caso de enfrentarnos con alguno de estos problemas.


Paro respiratorito:


Cómo actuar ante un paro respiratorio

• La reanimación boca a boca es el método más eficaz de respiración artificial. Cuando una persona deja de respirar, cesa la oxigenación de la sangre y puede producirse al cabo de 4 a 6 minutos una lesión cerebral irreversible que conduce a la muerte.

• Si el corazón de la víctima ha dejado de funcionar (paro cardiaco), o la respiración se ha detenido, la víctima estará inconsciente e inmóvil; no habrá movimientos del tórax y la piel tendrá un color pálido y algo azulado.

• La reanimación puede llevar horas enteras. Una vez lograda, debe observarse cuidadosamente a la víctima en tanto no tenga atención médica.

Anuncios:

Primeros auxilios en un paro respiratorio:




a) Ponga a la víctima boca arriba, si es posible, pero no retrase su intervención si no puede darle la vuelta. Afloje los vestidos del accidentado alrededor del cuello. Gire la cabeza hacia un lado. Elimine con los dedos cualquier objeto que pueda obstaculizar la respiración, sin olvidar, en su caso, la dentadura postiza, que pueda haberse aflojado.

b) Vuelva la cabeza de la víctima hacia arriba. Inclínele la cabeza hacia atrás y coloque debajo de los hombros alguna prenda de vestir doblada con su propia mano. Esta posición de la cabeza abre la garganta y permite el libre paso del aire a los pulmones.

c) Cierre con los dedos las fosas nasales. Haga una inspiración profunda y coloque su boca sobre la boca de la víctima. Insufle el contenido de sus pulmones sobre el de la víctima. Si el pecho no se le eleva inmediatamente, es porque existe una obstrucción al fluido de aire.

d) Cuando haya llenado los pulmones de la víctima, separe la boca y observe cómo se desinfla el pecho mientras hace otra inspiración profunda. Observe la respiración y el pulso de la víctima; si no existe pulso, padece ataque cardiaco.

e) Repita la secuencia cada 5 segundos hasta que se reanude la respiración espontánea. Una vez establecida la respiración, coloque a la víctima en posición de recuperación (boca arriba), controle el pulso y la respiración hasta la llegada de los primeros auxilios.

f) Si la víctima es un niño de pecho o de corta edad, siga los mismo pasos preliminares que para un adulto (pasos uno y dos). A continuación cubra la boca y nariz de la víctima; con su boca dele aire por la nariz; llénese los carrillos de aire e introdúzcalo suavemente en el pecho del niño. Expire el aire por la nariz al final. Observe como se deshincha el pecho de la víctima mientras toma otra respiración poco profunda.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: