Remedios caseros para quemaduras de primer grado

Las quemaduras de primer grado se llaman eritemas simples. Las quemaduras de segundo, tercer y cuarto grados no entran en estos tratamientos naturales y remedios caseros, pues ya pertenecen de lleno al campo de la dermatología más avanzada. Estos tratamientos y remedios caseros son ideales para quemaduras solares.


Tratamientos y remedios caseros para quemaduras:



• Se recomiendan cataplasmas locales con una mezcla, muy picada, de espinaca, col, zanahoria y hojas de hiedra trepadora (una sola hoja por cataplasma), humedecido todo con zumo de ortiga y salpicado con pétalos de maravilla. Si la quemadura es muy leve, basta con aplicar hojas de hiedra frescas, muy bien lavadas.

• Igualmente surte efecto la siguiente receta: decocción de un puñadito de manzanilla en medio litro de agua. Hierven 10 minutos. • Del mismo modo, las cataplasmas a base de pulpa de patata son excelentes en estos casos.

• Otra receta eficaz: compresas empapadas en una infusión de hojas de tusilago, raíz de genciana o diente de león.

• También son recomendables los lavados de la región afectada con raíz fresca de consuelda. Se ponen unos 50 gramos, cortadas muy finas, a macerar en un litro de agua. Se dejan en reposo dos horas en un recipiente, a ser posible de aluminio, y se lavan tres veces al día las quemaduras con esta infusión.

• Y las cataplasmas a base de pulpa u hojas frescas de calabaza, patatas y col. Se emplean sus hojas limpias, que se aplican directamente con un vendaje sobre la quemadura. Sirven para aliviar el dolor.

• De igual forma, es buena en estos casos una tisana a base de menta, pétalos de rosa y tomillo, 10 gramos de cada planta por un litro de agua. Se lava la quemadura dos veces al día.


Plantas medicinales para quemaduras:



• En general, para las insolaciones y quemaduras, son excelentes las siguientes plantas: agrimonia, ajo, malvavisco, lúpulo, saúco y llantén.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: