Alimentación y várices

Aquí la prevención es esencial, ya que en cuanto las várices se manifiestan solo pueden curarse con tratamientos clínicos. Los remedios caseros tan solo pueden mejorar o aliviar las molestias, y retrasar su evolución.

Lo que si es fundamental, antes de iniciar un tratamiento, es seguir las recomendaciones dietarias, no ingerir medicamentos sin prescripción médica, y practicar ejercicios y recibir masajes que mejoren la circulación de los miembros inferiores.

Anuncios:

La alimentación:



Alimentos para prevenir las váricesLas estadísticas muestran que quien tiene problemas de obesidad tiene un 50% más de posibilidades de desarrollar várices que las personas de peso normal y, además, tiene el triple de posibilidades de presentar complicaciones a la hora de someterse a algún tipo de intervención quirúrgica. Esto ocurre debido a que se suman tres tipos de complicaciones específicas:

• Cardiopulmonares.
• Trombóticas.
• Embólicas.

Tanto la complicación trombótica como la embólica surgen por la insuficiencia venosa de las piernas, mientras que la cardiopulmonar se relaciona, además, con la incapacidad cardiaca y pulmonar para realizar las actividades de bombeo y oxigenación ante la presencia excesiva de grasa.

Así pues, combatir la obesidad —y la celulitis que muchas veces viene de la mano—, es un paso importante para mejorar la circulación venosa y prevenir las várices.


Alimentos para prevenir las várices:



• Sencillamente hay que llevar adelante una dieta sana, rica en nutrientes: frutas y verduras frescas, fibras, proteínas y muchos líquidos.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios:

Escribe tus comentarios:

Alimentación y várices

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *