Tipos de baños

Hay muchos tipos de baños (baños de vapor, baños turcos, baño sauna, baño finlandés…), donde cada uno tiene beneficios muy interesantes para nuestro cuerpo; descubre cual es que mejor se adapta a tu necesidades.


Diferentes tipos baños relajantes para el cuerpo

Baño de vapor:



• Era una costumbre delos pueblos turcos y romanos. Estos tenían las termas como lugares de encuentro en los que, en medio de vapores y masajes, hablaban de temas de interés general, sobre todo de la política de esos días.
• En esa época existían grandes piletas con capacidad hasta de 2.000 personas.
• Tenían gimnasios, bibliotecas y salas de masaje donde los expertos aplicaban sobre el cuerpo de sus clientes arenas, aceites y polvos para exfoliarlo y relajarlo.
• Este baño de calor combinado con masajes en ciertos puntos logra distensionar los músculos, aliviar el estrés, desintoxicar y depurar el organismo.

Anuncios:

Baño turco:



• Son salas de calor con diferentes temperaturas. La primera es de 45°, la segunda es de 55° y la tercera de 70°.
• El calor es tan húmedo que la transpiración no se evapora. Por eso el cuerpo no se enfría y cada vez suda más.
• El calor se genera a través de radiadores ubicados en las paredes delos recintos.


Baño sauna:



• Al contrario del anterior este es un baño seco. El sudor se seca en la piel y genera una agradable sensación.
• Es una sala cubierta de madera y con gradas en escala donde se descansa. Cuanto más altas estén, mas fuerte es el calor.
• La sensación térmica proviene de piedras volcánicas a altas temperaturas ubicadas en el sitio.


Baño finlandés:



• Es saturado de vapor y su temperatura llega a 45°, lo cual produce una sensación térmica alta, dada la cantidad de humedad.
• Es excelente cuando se tienen problemas de respiración.
• A diferencia del turco, en este baño se inhala el vapor de esencias específicas, por ejemplo de eucalipto y menta.


Ducha escocesa:



• Se trata de un masaje realizado con agua a presión.
• Estimula el tono muscular, aumenta la resistencia capilar, favorece la circulación y es un gran revitalizante.


Baño caliente o frío:



• El agua caliente dilata los vasos sanguíneos, favorece la transpiración, relaja los músculos y las articulaciones y hace fluir sangre y calor a la superficie del cuerpo.
• El agua fría o el hielo cierra los vasos y reduce la inflamación y congestión superficiales. Así mismo, produce mayor afluencia de sangre a los órganos internos.

Enlaces patrocinados:

Promocionados:

Anuncios: