Información sobre los tampones

La historia de los tampones comienza en el antiguo Egipto con papiro suavizado. Posteriormente, los griegos usaron hebras enrolladas alrededor de un pedacito de madera, por su parte, las mujeres romanas los hicieron de lana, mientras que las japonesas de papel.

Pero, el tampón moderno lo inventó el doctor estadounidense Earle Hass en 1929. Era un tapón de algodón comprimido que se insertaba en la vagina con 2 tubos de cartón. Por el material con el que estaba hecho era posible tirarlo en el W.C.


Tipos de tampones femeninos




Regulares para flujo moderado: Si la usa por primera vez, póngase también un pantiprotector mientras aprende a monitorear su flujo. Si el tampón se satura antes de las 4 horas (si hay algún escurrimiento o si el tampón sale fácilmente al jalar un poco el cordón), significa que necesita mayor absorción.

Súper o Súper Plus para flujo abundante y muy abundante: Si el tampón no está saturado o húmedo cuando lo cambie después de 4 u 8 horas, significa que necesita uno de menor absorción.

Anuncios:

¿Cómo elegir los tampones?



• Los niveles de absorción aparecen en el empaque.


Duración de los tampones:



• Tienen una duración de entre 4 y 8 horas. Cambiarlo más seguido puede provocar irritación.


Todo acerca de los tampones

¿Cómo se pone un tampón femenino?



• Busque una posición cómoda.

• Use el dedo pulgar y el índice para sujetar el tampón.

• Coloque la punta redondeada en la entrada de la vagina y empuje el tubo pequeño hacia adentro.

• Retire con cuidado los 2 tubos.

• Para saber que el tampón quedó bien colocado es no sentirlo dentro de su cuerpo.


¿Cómo quitarse un tampón?



• Jale el cordón hacia fuera, en la misma dirección en la que metió el tampón.


¿De qué están hechos los tampones?



• Son una combinación de rayón y fibras de algodón (material blando absorbente) en forma de un cilindro pequeño, con un cordón.

• Tienen un tubo aplicador hecho de un material satinado, para poder insertarlos de una forma más fácil e higiénica.


Ventajas de usar tampones:



• Son invisibles, a diferencia de algunas toallas que pueden llegar a ser notorias.

• Puede nadar, correr, andar en bici o montar a caballo sin riesgo de accidente.

• Reducen el mal olor que puede haber durante el periodo debido al contacto del flujo con el aire.

• Ofrecen un mejor control del flujo que las toallas.

• No se han reportado casos de irritación por usar tampones.

• Cuando están bien puestos, no se sienten.

Desventajas de usar tampones:



• Cuesta un poco, de trabajo aprender a insertarlos.

• Pasa algo de tiempo antes de acostumbrarse a ellos.

• Si no lo cambia con la frecuencia indicada, puede haber peligro del síndrome de shock tóxico.


Mitos sobre los tampones:



• ¿Los tampones quitan la virginidad? No, el himen tiene suficiente elasticidad para permitir el uso de los tampones, sin romperse.

• ¿Se pueden perder dentro de uno? Los tampones se colocan en la vagina, en cuyo extremo hay una abertura muy pequeña que conecta hacia el útero e impide que pase el tampón.

• ¿Si se rompe el cordón, se queda dentro? No suele ser común que se rompa el cordón, pero si esto pasa, saque el tampón metiendo los dedos índice y medio dentro de la vagina.

• ¿Los tampones causan infecciones? No, los materiales con los que se fabrican los tampones no son tóxicos ni alteran la flora bacteriana vaginal.

• ¿Los coágulos de sangre se quedan dentro? No, se adhieren al tampón y salen de su cuerpo cuando lo retire.

• ¿Bloquean el flujo menstrual? Los tampones absorben el flujo desde el origen, cuando sale del útero.

• ¿El tampón se sale? Gracias a los músculos de la vagina, los tampones no se mueven ni se salen.

• Aumentan los cólicos, agrandan la vagina, provocan enfermedades de transmisión sexual, causan quistes en los ovarios... Todo esto son puros mitos que no son verdad.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: