Para qué sirve el aparato digestivo humano y quiénes lo conforman

¿En qué consiste el aparato digestivo y sus funciones? El aparato digestivo se encarga de transformar los alimentos que se ingieren en las comidas para liberar sus principios básicos, los nutrientes, a fin de que el organismo los absorba y sean transportados por la sangre a todos los rincones del cuerpo para obtener de ellos los materiales de construcción y la energía destinados a formar los tejidos y a garantizar las funciones vitales.

Funcionamiento de las partes que componen al aparato digestivo:



Qué función cumple y de qué se encarga el aparato digestivo

Vesícula biliar:

Almacena la bilis fabricada en el hígado y, después de comer, la vierte en el duodeno.

Duodeno:

Primera porción del intestino delgado, donde los alimentos se degradan por la acción de los enzimas intestinales, el jugo pancreático y la bilis, liberando los nutrientes básicos.

Páncreas:

Secreta el jugo pancreático, compuesto por enzimas digestivos necesarios para la digestión de los alimentos.

Intestino grueso:

Formado por el colon y el recto, constituye la última parte del tubo digestivo.

Boca:

Con la ayuda de los dientes y la lengua, tritura el alimento y lo somete a la acción de la saliva, preparando el bolo alimenticio para su paso por el tubo digestivo.

Faringe:

Conecta la boca con el esófago y tiene un papel activo en la deglución.

Esófago:

Conduce el bolo alimenticio desde la garganta hasta el estómago.

Hígado:

Elabora la bilis, necesaria para la digestión de las grasas, y cumple diversas funciones en el metabolismo.

Estómago:

Almacena el bolo alimenticio, lo somete a la acción digestiva del jugo gástrico y luego, convertido en una papilla semilíquida, lo aboca al intestino delgado.

Intestino delgado:

A lo largo de su recorrido por el intestino delgado los nutrientes son absorbidos y pasan a la sangre para distribuirse por todo el organismo.

Colon:

En este órgano es donde finaliza la asimilación de los nutrientes, se absorbe el agua del bolo alimenticio y los residuos se transforman en materia fecal.

Recto:

Es la última porción del intestino grueso, en él se almacenan los residuos para su posterior expulsión al exterior con la defecación.


El camino de los alimentos:



• El alimento entra por la boca, permanece en el estómago entre dos y cuatro horas, recorre el intestino delgado durante tres o cuatro horas y luego los residuos transitan por el intestino grueso de diez a cuarenta y ocho horas antes de ser expulsados con la defecación.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: