Cómo cuidarse a partir de los 40 años

Cuidados a los 40 años. A toda edad, los cuidados para nuestro cuerpo son importantes y a esta edad se debe poner énfasis a ciertas áreas.


Cuidados a los 40 años


Cuidados a los 40 años

Cuidados del cuerpo:



• Los pulmones pierden parte de su elasticidad (entre los 20 y los 80 años la capacidad pulmonar caerá un 40 porciento). No intente correr hacia el autobús cuando vea que cierra la puerta.

• La reducción de la altura empieza alrededor de los 43 años. Por el momento, este cambio es prácticamente imperceptible. No es un truco de magia, sino el resultado del debilitamiento de la estructura del esqueleto en la espina dorsal.

• La elasticidad de los tendones también disminuye y ya es evidente. Tampoco debe intentar tocarse la punta de los pies. Se puede lesionar.

• La fuerza muscular desciende rápidamente, y lo hace hasta llegar al 45 por ciento pasados los setenta años.

• Las proporciones cuerpo grasa continúan cambiando. Sus muslos y glúteos se ensanchan.

• Los linfocitos, es decir, los glóbulos blancos de la sangre que se encargan de atacar y neutralizar las células cancerosas, empiezan a ser menos eficientes. Por eso aumenta el riesgo.

Anuncios:

Cómo prevenir



• No es demasiado tarde para evitar y prevenir la degeneración muscular. Apúntese a un gimnasio y regale todas las películas de video. Evite ante todo el sedentarismo y no olvide su aporte diario de calcio: 1.200 miligramos al día. Ejercicio más calcio evitaran que la masa ósea y la fuerza muscular caigan por la edad. No es necesario que corra todos los días un maratón. Con media hora de caminata, de tres a cinco veces por semana, es suficiente. Además puede hacer ejercicio sin darse cuenta a lo largo del día: suba las escaleras a pie, estaciónese lejos de la oficina y vaya andando, y los fines de semanamonte en bicicleta. Si hace gimnasia no tendrá que reducir sus raciones de comida. Pero, si no practica deporte, tenga en cuenta que a los 40 años necesitará 120 calorías menos por día que a los 30 años.

• Controle la presión sanguínea y el colesterol. A partir de ahora deberá hacerse una mamografía al año.

• Cuide su alimentación. No olvide que un 30 por ciento de las calorías diarias debe proceder de las grasas. Frutas y verduras deben estar presentes siempre en su menú diario.

• Su cuerpo va envejeciendo, pero también va ganando en sabiduría.


Cómo cuidar la piel:



• La producción de grasa disminuye, tanto que en el invierno pueden llegar a aparecer escamas de piel seca.

• Es posible que aparezca la llamada marca rosácea (de pronto, el área entre la nariz y las mejillas se enrojece al dilatarse los vasos sanguíneos).

• Las arrugas son más evidentes debido a la disminución del colágeno, la elasticidad de las fibras y el peligro del sol. La piel es menos tersa, sobre todo si las células muertas se acumulan.

• La piel tarda más tiempo en cicatrizar, especialmente si se fuma.


Cuidados:



• No se exponga mucho tiempo al sol.
• Lleve una dieta balanceada y sana.
• Tome 2 litros de agua al día.
• Evite los vicios y duerma lo suficiente.


Cómo cuidar el pelo:



• Se produce una significativa pérdida de volumen.


Qué hacer



• Utilice cremas nutritivas.
• Someta la piel a una exfoliación con más frecuencia.
• Extienda siempre sobre su cara un protector solar.
• Para el cabello use crema acondicionadora una vez a la semana y nunca lo cepille cuando esté húmedo.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: