Conteo de glóbulos blancos en la sangre

Otro tipo de célula que se encuentra en la sangre son los glóbulos blancos. Estos glóbulos carecen de hemoglobina y hay muchos menos glóbulos blancos que glóbulos rojos en la sangre.


Recuento de leucocitos en la sangre

¿Para qué sirven los glóbulos blancos



Los glóbulos blancos son los protectores o defensores del organismo. Cuando alguien tiene una infección, una cantidad grande de glóbulos blancos son enviados desde la médula ósea para atacar a la bacteria o al virus que está provocando la infección. Un conteo bajo de glóbulos blancos en la sangre impide la destreza que tiene el cuerpo de poder protegerse a su máxima capacidad contra las infecciones. Quienes tienen un conteo bajo de glóbulos blancos en la sangre tienen más probabilidad de contraer un catarro y otras enfermedades contagiosas.

Anuncios:

Conteo bajo de glóbulos blancos



Un conteo bajo de glóbulos blancos en la sangre se puede manifestar en los casos de:

• Infecciones severas.
• SIDA.
• Cáncer.
• Radiación-quemoprofilaxis.


Conteo alto de glóbulos



Un conteo alto de glóbulos blancos en la sangre se puede manifestar en los casos de:

• Infecciones.
• Leucemia.


Conteo diferencial de sangre



Los glóbulos blancos de la sangre tienen varios tamaños y formas. Los diferentes tipos de glóbulos blancos pueden ser identificados examinando una muestra de sangre bajo un microscopio utilizando un instrumento de laboratorio conocido como un analizador hematológico.


Hay cinco diferentes

tipos de glóbulos blancos

en la sangre:

• Neutrófilos.
• Linfocitos.
• Monocitos.
• Eosinófilos.
• Basófilos.


El médico ordena un conteo diferencial de sangre para poder dar un diagnóstico. A través de este análisis se obtienen las siguientes informaciones:

• Un conteo alto de eosinófilos frecuentemente indica un caso de alergia, enfermedades de la piel, o infecciones parasíticas.

• Un conteo bajo de linfocitos se puede manifestar en un caso de SIDA.

• Un conteo alto de monocitos por lo general indica una infección, frecuentemente provocada por una bacteria.

• Un conteo alto de neutrófilos se manifesta en los casos de infecciones, algunos cánceres, artritis, y a veces cuando el organismo está bajo estrés (por ejemplo, después de una cirugía, trauma, un ataque del corazón o infecciones abdominales agudas).

• Glóbulos blancos prematuros (o jóvenes) de todos tipos pueden estar presentes en casos de infecciones bacteriológicas y en los de leucemia.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: