Que son lo cálculos renales, síntomas y remedios caseros

¿Qué son lo cálculos renales?



Cálculos del riñón, litiasis renal, todo lo cual constituye el llamado "mal de piedra". ¿Que son los cálculos? a veces parecen guijarros muy pequeños, aunque otras son autenticas piedras. Indudablemente, si todas las sustancias contenidas en la orina se disolvieran, los cálculos renales no existirían en absoluto.


En algunas ocasiones, el pequeñísimo cálculo se elimina de manera espontánea, sin causar ningún dolor al paciente. Mas normalmente, la cosa es muy distinta, pues la eliminación va acompañada de cólicos renales, sumamente dolorosos.

Los cálculos pueden estar solos, por grupos y en ambos riñones.


Tratamientos caseros ccontra los cálculos renales

Síntomas de los cálculos renales:



Existen unos cristalitos en la orina, en forma de arenilla, que cuando forman verdaderas piedras producen los dolores a el cólico nefrítico. Puede mezclarse con la orina, debida a roces y erosiones en las vías urinarias. El dolor se irradia por los muslos y las caderas.

Anuncios:

Remedios caseros naturales para los cálculos renales:



• Es aconsejable tomar todas las mañanas, en ayunas, una o dos cucharaditas de aceite de oliva. Esto ayuda en gran manera al desprendimiento de las piedras. Si éstas son grandes, puede aumentarse la dosis.

• En lugar del aceite de oliva, que a algunos paladares repugna en crudo, puede hacerse una mezcla con 20 gramos de aguardiente (una copita), medio grano de mentol y dos yemas de huevo. Beberlo todo en dos veces, con un intervalo de media hora.

• La cebada es otro excelente diurético. Se toma un puñado bien lavado y se hierve casi una hora en un litro de agua, hasta que los granos se hinchen, agregando más agua a medida que se vaya evaporando. Cuando los granos se aplasten con facilidad entre los dedos, se retira del fuego la decocción. Mientras ésta hierve, pueden añadirse unos dátiles. Se toman dos tazas al día.

• Del mismo modo es eficaz una composición a base de cabellera de maíz. Se coge una mazorca de maíz, se hierve en un litro de agua durante unos minutos y se le añaden dos cucharaditas de granos de hinojo. Se enfría, se filtra y se bebe el tanto que se desee.

• Igualmente, se cogen dos puñados de hojas frescas de tomate, se hierven en medio litro de agua, y se obtiene una buena decocción. Se toman dos o tres tazas al día.

• Existe una tisana muy conveniente para la eliminación de la orina y la limpieza de los riñones. Gayuba, un puñadito; melisa, un puñadito; trébol del agua, un puñadito; tila, un puñadito; arenaria, un puñado. Se pone una cucharada de esta mezcla por cada taza de infusión. Se toma una taza por la mañana y otra por la noche.

• Para la curación de esta dolencia, es esencial acudir a un medico, y aún mejor, un dietético, para que fije las reglas alimenticias que inevitablemente ha de seguir el enfermo de esta enfermedad.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: