Causas y síntomas del síndrome de Cushing

Las manifestaciones clínicas derivadas de la secreción y acción excesivas y prolongadas de los glucocorticoides (en especial el cortisol) se conocen como síndrome de Cushing.


Signos y síntomas del síndrome de Cushing

Causas del síndrome de Cushing:



• Las causas del síndrome de Cushing son diversas. A grandes rasgos, las hay relacionadas con la hormona adrenocorticotrópica ACTH e independientes a ésta.

• Entre las primeras se encuentra la secreción excesiva de ACTH por parte de la hipófisis (enfermedad de Cushing) y la secreción ectópica de ACTH por un tumor no hipofisiario. En este último caso, es interesante señalar que entre los tumores no hipofisiarios que se sabe son capaces de secretar ACTH están los carcinoides bronquiales, cáncer pulmonar de células pequeñas, carcinoma tiroideo medular, tumor carcinoide pancreático, tumor carcinoide diseminado, mesotelioma, carcinoma pancreático, carcinoma colónico, feocromocitoma y carcinoma de vesícula biliar.

• En los casos independientes de la ACTH suele ocurrir una secreción excesiva de cortisol de origen autónomo, debido a la presencia de un tumor adrenocortical (adenoma, carcinoma e hiperplasia nodular suprarrenal).

• De entre todos estos orígenes, la enfermedad de Cushing hipófisis-dependiente es el más común se manifiesta tres a cuatro veces más en las mujeres que en los varones.

Síntomas del síndrome de Cushing:



• Los principales síntomas de la hipercortisolemia son aumento de peso, letargo, debilidad, irregularidades menstruales, pérdida de la libido, depresión, hirsutismo, acné, presencia de estrías en piel e hiperpigmentación.

• Sin embargo, estos y otros síntomas del síndrome de Cushing se presentan de forma muy variada y difieren en su severidad de un paciente a otro.

• El porqué del fenómeno es aún poco claro, sin embargo, una observación interesante se refiere a que los tumores secretores de ACTH exhiben una secreción cíclica e intermitente, por lo que los síntomas también pueden manifestarse de esa forma. Lo anterior suele ser un factor que dificulta el diagnostico, que por lo general se basa en el análisis de las manifestaciones clínicas y en la evaluación de parámetros como cortisol urinario libre, supresión del cortisol a base de la ingesta de dosis pequeñas de dexametasona y ciclo circadiano del cortisol.

• Diferentes técnicas de imagenología son también importantes para ubicar los tumores posiblemente relacionados a la condición.

• Otros síntomas del síndrome de Cushing.

     » Hipertensión.

     » Cara redondeada.

     » Piel delgada.

     » Facilidad de escoriación.

     » Osteopeni o fracturas.

     » Aterosclerosis.

     » Cefalea.

     » Edema.

     » Joroba de búfalo.

     » Dislipidemias.

     » Retraso o adelanto en la conformación de huesos.

     » Disminución en el crecimiento.

     » Plétora.

     » Tolerancia a la glucosa anormal.

     » Cambios electrocardiográficos.

     » Alopecia femenina.

     » Dificultad para la cicatrización de heridas.

     » Pigmentación.


El síndrome de Cushing se relaciona a morbilidad y mortalidad considerables, por lo que son de especial importancia su detección temprana, diagnóstico certero y tratamiento adecuado.

Enlaces patrocinados:

Promocionado:

Anuncios: